De la mar y los barcos


Entrega oficial del BAC “Cantabria” a la Armada Española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada Española recibió hoy el nuevo buque de aprovisionamiento de combate Cantabria (A 15), en el transcurso de un acto oficial celebrado en la base naval de Rota (Cádiz). La entrega se produce con bastante retraso sobre la fecha inicialmente prevista, y en los últimos siete meses, aunque ya había superado con éxito las pruebas de mar y operativas de aprovisionamiento en alta mar, el buque ha permanecido amarrado ultimando detalles en el muelle del astillero de Navantia en Puerto Real.

El acto estuvo presidido por el almirante general jefe del Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo García y contó con la asistencia, entre otras autoridades, del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el director de la SEPI, Enrique Martínez Robles y el presidente de Navantia, Aurelio Martínez Estévez. Entre los presentes, además, el embajador de Noruega en España, Per Luudwig Magnus. Según ha trascendido, países como el suyo y Canadá han mostrado interés en adquirir unidades de características similares al BAC Cantabria

Tras la preceptiva inspección del nuevo buque, el almirante jefe del Apoyo Logístico de la Bahía de Cádiz, José Ángel Pita Rodrigo, firmó el acta de entrega junto al director de Navantia y, tras la bendición de la bandera del buque por el vicario castrense, el almirante general jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA) hizo entrega de la bandera al comandante del BAC Cantabria. A continuación se procedió al embarque de la dotación del buque y al izado de la bandera y, posteriormente, el almirante de la Flota (ALFLOT), Juan Carlos Muñoz-Delgado y Díaz del Río, dio posesión del buque a su comandante. El himno de la Armada y el desfile de la fuerza militar presente puso broche final a la ceremonia de entrega, momento en el que el AJEMA y el presidente cántabro subieron a bordo para firmar en el Libro de Honor. 

Estampa marinera del BAC "Cantabria", en pruebas de mar

En la madrugada del 19 de julio de 2008 fue puesto a flote y dos días después se celebró la ceremonia de bautizo con el barco atracado al muelle de armamento del astillero de Puerto Real, en la que actuó de madrina Aurora Díaz Abella, esposa del presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, que pretendía que la entrega oficial se celebrase en Santander, aprovechando el acto para hacerle entrega de la bandera de combate. Al final, el Ministerio de Defensa decidió, tras varios aplazamientos, que se hiciera en la base naval de Rota, como así ha sido. La decisión de bautizar al nuevo buque con el nombre de Cantabria supone un “reconocimiento a la estrecha relación que ha existido a lo largo de la historia entre esta región y la Armada”.

El estudio y definición del nuevo buque fue realizado por la Armada en 2003. Es una versión mejorada y diferenciada del AOR Patiño, construido en los astilleros de la Empresa Nacional Bazán, en Ferrol y entregado en 1995. La orden de ejecución se firmó en julio de 2005, siendo José Bono ministro de Defensa, en un contrato de 213 millones de euros. En julio de 2006 se procedió al corte de chapa y el 18 de julio de 2007 se puso en dique el primer bloque de su quilla. Casi dos mil personas han participado en su construcción en sus diferentes fases. El contrato ha supuesto cuatro millones de horas de trabajo para la bahía de Cádiz, de las cuales dos millones y medio han sido para el astillero y el resto para la industria auxiliar.

Pruebas de mar en aguas de Cádiz, en compañía de la fragata "Victoria"

En la primera semana de octubre de 2009 comenzó el calendario de pruebas de mar en aguas de la bahía de Cádiz, que concluyeron satisfactoriamente el 2 de diciembre siguiente. Entre ellas figuró un suministro de combustible en navegación a la fragata Victoria. En el transcurso de las pruebas también se comprobó el correcto funcionamiento de los sistemas de propulsión, comunicaciones, combate y de vigilancia electrónica y se efectuaron también pruebas de amarre, maniobra, ruidos, vibraciones, radares y de anclaje de ametralladoras en tiro, entre otras.

Según fuentes de la empresa, todas las pruebas han sido satisfactorias  y la Armada está muy satisfecha con los resultados obtenidos y las capacidades demostradas por el nuevo buque. Todos los procedimientos fueron supervisados por los jefes de Programa de Navantia y la Armada Española, José Manuel Jiménez-Alfaro y el capitán de navío Salvador Vila, respectivamente. También estuvieron presentes en las pruebas el almirante del Arsenal de La Carraca, vicealmirante José Ángel Pita;  el director de Construcción Naval de Navantia, Ángel Recamán, y el director del Astillero San Fernando-Puerto Real, Fernando Miguélez.

Todas las pruebas de mar del BAC "Cantabria" han sido satisfactorias

El nuevo buque proporcionará mayor capacidad operativa a la Armada

La entrega del BAC Cantabria estaba prevista para diciembre de 2008, aunque se pospuso a septiembre de 2009 “por razones de riesgos de desarrollo entre los que se podrían encontrar problemas de ciertos sensores y equipos del sistema de combate”, según leemos en infodefensa.com. En el momento de la puesta a flote del buque, en julio de 2008, Navantia planteó la posibilidad de adelantar la entrega a julio de 2009, aunque entonces parece que fueron razones de calendario presupuestario las que aconsejaron a la Armada aplazar su recepción.

El buque, además, es respetuoso con el medio ambiente marino (green ship), observador de las leyes y los convenios internacionales para petroleros civiles de acuerdo con el convenio MARPOL, aunque por su condición militar no está obligado a ello. También ha sido planificado para actuaciones de defensa medioambiental, razón por la cual dispone de elementos que permiten hacer frente a situaciones de riesgo de contaminación de hidrocarburos.

La incorporación del BAC Cantabria incrementa de forma muy notable la capacidad de apoyo logístico de la Armada y, en consecuencia, la proyección de las fuerzas navales para realizar operaciones sostenidas en el tiempo en escenarios geográficos lejanos. Puede aprovisionar combustible, agua y materiales sólidos (víveres, municiones, repuestos o pertrechos) a una agrupación naval o a un Grupo de Combate y servir de apoyo a expediciones combinadas del Ejército de Tierra y la Armada. Puede intervenir en cualquier mar, a excepción de aguas polares, y las operaciones de aprovisionamiento, incluidas las verticales mediante helicóptero, tienen como límite fuerza 5. Su ámbito geográfico de actuación será más habitual en “espacios de marítimos de soberanía” española, así como el Atlántico, Mediterráneo, Iberoamérica, Oriente Medio, así como el África Subsahariana y el Índico asiático. 

El nuevo buque es una versión mejorada del AOR "Patiño" (A 14)

Se trata del segundo buque de mayor porte de la Armada Española, después del LHD Juan Carlos I, que se encuentra en fase de armamento a flote. Con un peso muerto de 9.800 toneladas y un desplazamiento a máxima carga de 19.500 toneladas, mide 174 metros de eslora total, 23 de manga y 8 de calado. Tiene doble casco de 1,5 metros en las zonas de tanques de carga de combustible y adyacentes, que asegura, al menos, dos mamparos en cualquier condición entre tanque y espacio exterior.

Está propulsado por dos motores diesel de 10.890 kw cada uno acoplados a una reductora que accionan un eje y una hélice de paso variable, lo que le permite desarrollar una velocidad máxima superior a 21 nudos, una velocidad sostenida de 20 nudos y, a velocidad económica de 13 nudos, tiene una autonomía de 6.000 millas. Para las maniobras en puerto dispone de hélices transversales a proa y popa, así como sistemas auxiliares redundantes, modalidad de propulsión en emergencia y control de propulsión automatizado independiente del sistema integrado de control de plataforma.

Cinco estaciones de aprovisionamiento -una de ellas a popa tipo DFM- pueden suministrar 8.920 metros cúbicos de combustible para buques y 1.585 metros cúbicos de combustible para aeronaves; 215 metros cúbicos de agua dulce, así como 280 toneladas de munición y 470 toneladas de pertrechos y víveres paletizados o no paletizados. Posee capacidad VERTREP (abastecimiento vertical) y puede atender simultáneamente a tres buques en plena navegación. También puede embarcar 20 contenedores de 20 pies (TEUS). Para la recepción, movimiento y suministro de la carga dispone de medios técnicos totalmente automatizados.

Se trata del segundo buque más grande de la Armada, después del LHD "Juan Carlos I"

Dispone de una plataforma de apontaje para operaciones diurnas y nocturnas, tanto con sistemas visuales normales e infrarrojos, y un hangar que permite las operaciones de tres helicópteros de tipo medio AB212 o dos helicópteros pesados SH3D ó NH90. Está equipado con una alta capacidad en comunicaciones y cuenta con diversos sistemas de Mando y Control (M & C) OTAN y Nacional, siendo, además, el primer buque en instalar la nueva generación de sistema de combate SCOMBA. También está equipado con dos embarcaciones RIBs, cuatro ametralladoras Browning, seis lanzadores Chaff Mk-36 y puede instalar dos MK-38 mod 2.

La instalación hospitalaria tiene diez camas, un quirófano totalmente equipado para la realización de telemedicina por videoconferencia, UCI, una sala de rayos X, dentista, laboratorio de esterilización, consulta médica y central de gases. Dicha zona mide 214 metros cuadrados y puede ser ampliada mediante el embarque de contenedores medicalizados. Este equipamiento le permite intervenir en acciones de ayuda humanitaria ante catástrofes de cualquier envergadura.

La dotación es de 122 personas –16 oficiales, 21 suboficiales y 85 cabos primeros, cabos y marineros y del total la mitad puede ser personal femenino-, aunque también puede alojar a otras 136 personas entre las que se incluye el personal de los helicópteros embarcados. La tripulación dispone de alojamientos modulares, con aseos integrados, que son de tipo individual para oficiales, dobles para suboficiales y cuádruples/séxtuples para cabos y marinería. Tiene, además, capacidad para embarcar una UNAEMB de veinte personas, y reserva para otras tantas y la posibilidad de alojamiento adicional de 96 plazas en contenedores.

El primer comandante del BAC Cantabria es el capitán de navío Ramón de Leste Contreras. Nacido en Madrid hace 46 años, es un especialista en artillería y tiro naval y diplomado de Estado Mayor. Ha sido comandante de los buques NalónContramaestre CasadoMarqués de la Ensenada. El nuevo buque tendrá su base operativa en el Arsenal Militar de Ferrol a partir del próximo mes de agosto.

Fotos: Navantia




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 155 seguidores