De la mar y los barcos


Los buques “Verónica B” y “Beatriz B”, dos magníficas unidades del Grupo Boluda adscritas a la línea Península-Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Boluda Corporación Marítima ha fletado los buques portacontenedores Ruiloba y CTE Beatriz, en la modalidad de “casco desnudo” y desde noviembre de 2009 navegan con los nuevos nombres de Verónica B y Beatriz B y la contraseña de la compañía propiedad del destacado naviero valenciano Vicente Boluda, adscritos a la línea regular Canarias-Península.

Ambas unidades son propiedad de Compañía Trasatlántica Española y están inscritos en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife. Son buques construidos en los astilleros Hijos de J. Barreras, en Vigo, y entraron en servicio en julio de 2007 y enero de 2008, respectivamente. Con su puesta en servicio relevaron a los buques portacontenedores Canaria y Fernando M. Pereda, que fueron vendidos a una sociedad alemana.

Son buques de 14.016 toneladas brutas (GT) y 18.091 toneladas de peso muerto y miden 159,40 metros de eslora total, 24,80 de manga y 9,50 de calado máximo. Están propulsados por un motor diesel de 10.395 kw, que les permite desarrollar una velocidad de 20 nudos. Tienen capacidad para 1.267 TEUS, de ellos 170 frigoríficos.

Ambos buques pertenecen a la más avanzada generación de portacontenedores construidos en los últimos tiempos en Europa. Además, responden también a un diseño funcional y moderno basado en la operatividad que, junto con la flexibilidad en tiempo y espacio de las maniobras de carga y descarga, les convierte en los buques de su clase de tonelaje similar más polivalentes de toda la flota española. Los planos y desarrollo del proyecto de ambas unidades han sido realizados por la firma Ingeniería y Servicios Tecnor.

Los buques Verónica B y Beatriz B incorporan sistemas que garantizan una máxima seguridad y comodidad, tanto a sus tripulantes como a la carga, y certifican su capacidad para afrontar las más duras condiciones de la mar en su tráfico regular.

Otro elemento a destacar es el confort que aporta a la tripulación: su parámetro respecto a aceleraciones verticales se encuentra entre los más bajos que existen dentro de la última generación de buques portacontenedores construidos en el mundo durante los últimos 20 años.

La estructura de los buques está enteramente soldada, con doble fondo y una cubierta principal, superestructura y cámara de máquinas a popa. Dispone de proa de bulbo y popa de estampa, diseñada esta última para la propulsión mediante una hélice de diseño de última generación, de paso variable, accionada por un motor diesel marino de cuatro tiempos. Disponen, asimismo, de dos hélices de empuje transversal a proa para las maniobras en puerto y han sido construidos de acuerdo con los reglamentos y bajo vigilancia especial de Lloyd’s Register para alcanzar su correspondiente cota.

Cada buque está provisto de ocho bodegas con capacidad para cinco alturas de contenedores. Cada bodega puede cargar en sentido longitudinal contenedores de 40 pies o dos contenedores de 20 pies, excepto la primera bodega de proa que es apta para contenedores de 20 pies.

La estiba en bodegas es totalmente celular para los contenedores de 40 pies. El diseño del sistema celular de bodegas para el transporte de contenedores es obra de TEC Container. Las bodegas cuentan con guías laterales y accesorios en el doble fondo para fijación de los conos de la primera capa de contenedores de 20 pies.

Sobre las brazolas de las escotillas se han montado las correspondientes tapas, formadas por paneles tipo pontón, dimensionados para soportar una carga equivalente a cuatro o cinco alturas de contenedores. Los contenedores sobre la brazola de escotillas se extienden por toda la manga del buque. Las tapas han sido suministradas por la empresa SP Consultores y Servicios.

Los paneles tipo pontón están diseñados para que puedan desmontarse de manera individual, con un peso total que no supera las 30 toneladas por unidad, y cuyo manejo puede hacerse mediante la utilización de las grúas del puerto usadas normalmente para las operaciones de carga y descarga de los contenedores. Sobre las tapas de escotilla de dos bodegas no consecutivas, como la número 3 y 5, se pueden estibar contenedores de 45 pies en un número máximo de 80.

Todos los contenedores situados en las bodegas y sobre las tapas de escotilla son de tipo ISO ó Euro indistintamente: nueve en el sentido transversal de la manga sobre la cubierta tipo Euro, ó diez en la manga de tipo ISO, excepto en la bodega número 2, que únicamente pueden disponerse nueve.

Como se ha indicado, ambos buques pueden transportar 170 contenedores refrigerados, de los cuales 120 van sobre cubierta, y otros 50 se pueden alojar en las bodegas número 4 y 6, cuyas bocas se encuentran en la zona de popa. Todo el equipo de estiba y amarre de los contenedores ha sido suministrado por la firma TEC Container.

"Verónica B", ex "Ruiloba"

"Beatriz B", ex "CTE Beatriz"

Fotos: Manuel Hernández Lafuente (Valencia) y Juan Carlos Díaz Lorenzo


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: