De la mar y los barcos


“Allure of the Seas”, camino de América

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Se llama Allure of the Seas y comparte con su gemelo Oasis of the Seas el honroso título de ser el buque de cruceros más grande del mundo. Y lo será por mucho tiempo, si es que alguna vez un gigante como Royal Caribbean International o alguna otra compañía con capacidad financiera suficiente –ha costado 1.500 millones de dólares- decide construir un buque mayor.

El nuevo buque fue entregado a su compañía propietaria el 19 de octubre, con algunos días de adelanto sobre la fecha prevista. Ha sido construido, al igual que el anterior, en los astilleros STX Europe, en Turku (Finlandia), lo que sitúa a dicha empresa de capital surcoreano, a la factoría contratada y al país de referencia en la cúspide de la construcción naval mundial.

"Allure of the Seas": un hito para la historia

Impresionante estampa marinera del nuevo buque

El nuevo buque zarpó de Turku rumbo a Fort Lauderdale (EE.UU.) en un viaje de 13 singladuras, al mando del capitán Hernan Zini, un hombre joven que ha visto cumplido un gran sueño. Ayer navegaba frente a la costa francesa y hoy se encuentra en pleno Atlántico. Su recibimiento revestirá los mismos fastos que los acontecidos con su gemelo Oasis of the Seas (ver esta misma sección, reportaje publicado el 7 de mayo de 2010: “Oasis of the Seas: el mayor crucero del mundo”).

En su navegación por el mar Báltico, el barco pasó el sábado 30 de octubre por debajo del gran puente de Storebaelt (Dinamarca), uno de los más altos de Europa y del mundo, maniobra en la que tuvo que plegar los escapes retráctiles, posibilitando así el paso con una distancia mínima respecto del máximo punto de luz. 

El barco pasa bajo el puente, muy justo y sin problemas

El barco pasó sin problemas y el espectáculo fue presenciado por unas dos mil personas que se congregaron en una playa próxima. Dicha maniobra también fue realizada por su gemelo Oasis of the Seas, en su viaje de entrega. 

Para permitir su salida del Báltico, los ingenieros navales responsables del proyecto de ambos buques pusieron especial atención a este detalle, de vital importancia, como puede entenderse. Ello permite que la altura máxima, en ese momento, sea de 63,50 metros y que la altura del puente sea de 65 metros, es decir, una diferencia de apenas 1,50 metros. Mucha precisión conlleva, pues, dicha operación. 

La travesía trasatlántica se puede seguir diariamente a través de la página web de la compañía y la del propio barco –www.allureoftheseas.com- y mediante las actualizaciones de facebook y la red social twitter. Las nuevas tecnologías mandan. 

Recordemos, no obstante, algunas características principales del nuevo gigante: 225.282 toneladas de registro bruto (GRT), 360,50 metros de eslora total (50 centímetros más que su predecesor, por lo que, simbólicamente, este barco es el mayor del mundo en su género), 47 de manga, 74 de puntal de quilla a perilla y 9 de calado. El equipo propulsor está compuesto por seis motores Wärtsila, divididos en dos grupos, con una potencia de 97.000 kw, que accionan tres azipod de 20 Mw Asea Brown Boveri, que le permite mantener una velocidad de 20 nudos.

Está distribuido en 16 cubiertas destinadas a los 5.400 pasajeros en baja ocupación  –que pueden ser 6.400 pasajeros en máxima ocupación-, alojados en 2.769 cabinas, repartidos en 37 tipos diferentes: 1.956 cabinas con balcón (incluidas 28 “loft suites” y “suites”), 254 cabinas exteriores, 960 cabinas interiores y 683 cabinas con camas supletorias.

Esta panorámica aérea nos hace a la idea de la envergadura del barco

Espectacular vista de popa, con una manga de 47 metros

La programación inicial del nuevo buque consistirá en cruceros de siete noches por el Caribe con base en Port Everglades. La ceremonia de bautizo se celebrará el 28 de noviembre con el boato ya conocido en su buque gemelo y la recaudación de fondos destinados a alguna organización caritativa.

El viaje inaugural consistirá en un crucero especial de cuatro noches que partirá el 1 de diciembre a la playa de Labaee, en la costa norte de Haití y propiedad exclusiva de Royal Caribbean. Llamativa contradicción en un país devastado por un trágico terremoto, hundido en la miseria más absoluta y con gravísimas carencias de todo tipo. El 5 de diciembre iniciará su primer crucero oficial, de acuerdo con la programación en vigor. Algunas marcas de prestigio internacional, como Guess o Galería Britto, del brasileño Romero Britto, han conseguido una tienda a bordo del nuevo megacrucero.

Convertido en la máxima expresión de la imaginación y la innovación de que Royal Caribbean haya podido imaginar hasta el momento, el nuevo buque Allure of the Seas ofrece una serie de estrenos únicos en la industria, como es el concepto de barrios o distritos residenciales conformado por siete áreas temáticas que proporcionan a los pasajeros la oportunidad de buscar experiencias relevantes basadas en sus estilos, preferencias o estados de ánimo.

La alianza con Dreamworks Animation ofrecerá desfiles, espectáculos en hielo y agua, con la participación de conocidas figuras. El espectáculo musical de Broadway tiene a bordo a uno de sus más destacados exponentes, además de producciones propias, como Blue Planet e Ice Show.

Fotos: Royal Caribbean International

Especial agradecimiento para Sergio Ferreira (sergio@cruises), en Funchal (Madeira)


3 comentarios so far
Deja un comentario

¡Qué maravilla! Ya estoy programando un crucero para julio del 2011.

Comentario por fernando

[…] En su primer viaje, según informa la prensa catalana, se ha estrenado con la cámara completa, es decir, 6.318 pasajeros a bordo, de ellos un 20 % españoles. El buque tiene programadas tres salidas desde el puerto de la Ciudad Condal antes de viajar a Rotterdam, donde entrará en dique seco. Tiene prevista otra escala en Málaga y dos en Vigo, antes de cruzar de nuevo el Atlántico para posicionarse en su base habitual, el puerto de Fort Lauderdale, en Florida (EE.UU.), donde comparte atraque con su gemelo “Allure of the Seas”. […]

Pingback por “Oasis of the Seas”, un hito en Barcelona | Del acontecer portuario

[…] amigo Pedro Jesús Muñoz López en su blog Ferrymanía, la primera escala ayer del megacrucero “Allure of the Seas” en el puerto de Palma de Mallorca, es una cita histórica. La presencia del mayor buque del mundo […]

Pingback por “Allure of the Seas”, estreno en Palma | Del acontecer portuario




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: