De la mar y los barcos


In memoriam: Antonio Churruca Martínez, práctico del puerto de Santa Cruz de La Palma

Francisco Noguerol Cajén (*)

Acabo, hace escasamente una hora, de enterarme de su  fallecimiento, y me duele, y se me ocurre que, a las pocas horas de su muerte, todavía esta noche de cuerpo presente, debiera yo escribir unas líneas sobre mi compañero y, sobre todo amigo,  Antonio Churruca Martínez.

Conocí a Antonio hace muchísimo tiempo, allá por el año 78 del pasado siglo, cuando, recién llegado de El Aaiún y habiéndose jubilado don José Amaro Carrillo, Antonio interinaba de práctico en Santa Cruz de La Palma, ciudad en la que yo residía. Por aquel entonces, yo navegaba de oficial en barcos extranjeros y, más tarde, en 1979, Antonio fue testigo de mi primer mando en el buque “Volcán de Yaiza” de Líneas Armas que, con sus dos viajes semanales a La Palma fue lo que dio lugar al principio de nuestra muy larga amistad. De paso, entre comidas y copas,  aprendí con Antonio y con Gregorio Bienes (también candidato a la plaza de práctico titular) muchas cosas sobre las maniobras en el puerto de La Palma.

Para empezar, diré que Antonio Churruca fue (sin ánimo de exagerar ni de ofender) una persona “enorme” en todos los sentidos: físicamente grande, jovial siempre, bonvivant y pirata en el más amplio sentido de la palabra, listo hasta decir basta, gran bebedor, buen cocinero y mejor comedor, fumador empedernido, destrozador de coches, espléndido o tacaño según soplara el viento, buen amigo y marino en la más pura acepción de la palabra y en el que se cumplían todos los típicos tópicos de los marinos de “los de antes”, cuando en los barcos se bebía vino (según el entonces convenio vigente), no había teléfonos móviles, ni gepeeses, ni exenciones, ni crisis, ni tanta tontería como ahora.

Como se dice que “para muestra sirve un botón”, voy a contar una anécdota de Antonio Churruca que fue muy comentada en su día en los barcos y que, aún hoy, se recuerda por los marinos de entonces, porque, de alguna manera, puede dar una idea aproximada  de su  personalidad, y también, de su buen humor. Yo viví la historia en persona, directamente, así que, de lo que cuento, no cabe la menor duda.

Principios de mayo de 1981, al amanecer entra en el puerto de Santa Cruz de La Palma el “Villaverde”, buque de carga general perteneciente a la naviera Castañer y Ortiz al mando del cual se encuentra Domingo Carvajal (después de muchos años como primer oficial, éste es su primer mando). Cuando sube a bordo, Antonio Churruca le comenta que debe varar precisamente esa mañana sin falta la lancha de práctico y que, por tanto, a la salida, prevista para las 20 horas y sintiéndolo mucho, no podrá subir a bordo y que  espera, le hará el favor de salir solo.

Antonio Churruca en la falúa del práctico y el patrón Juan "el negro"

Vista parcial del puerto de Santa Cruz de La Palma, en el que Antonio Churruca Martínez desarrolló su labor profesional

El capitán se niega en redondo alegando que en La Palma el practicaje es obligatorio tanto a la entrada como a la salida y que no está dispuesto a salir sin práctico de ninguna manera. Antonio trata de convencerle, le dice que el tiempo está en calma, que él estará en el muelle a la salida y que va a revirar el barco para dejarlo proa hacia afuera y con dos grilletes de cadena en el agua, de modo que la maniobra será muy sencilla: bastará largar todo, virar la cadena (que lo abrirá del muelle) y dar avante, además él, desde el muelle, insiste,  supervisará todo y le dará seguridad. Dicho y hecho, queda el barco en las condiciones antedichas y el práctico desembarca .mientras el capitán sigue diciéndole desde el portalón que, con lancha o sin ella, él quiere práctico a la salida.

Puesta en seco la lancha, al mediodía, Antonio se pasa por el barco para decírselo al  capitán, tomar un vino y de paso insistirle sobre el tema de la maniobra de salida. Todo sin resultado: don Domingo sigue en sus trece: “si no es con práctico, no salgo…”, por todo lo cual el práctico opta por la “vía diplomática” y recurre a Nicolás Melini, que es a la sazón el consignatario del barco y a mi mismo, que conozco a Domingo un poco por haber navegado un corto tiempo con él durante un relevo en el “Juan Claudio”, se trata de que, poco antes de la salida, tratemos de convencer al capitán con los argumentos ya conocidos y, de paso ver, si al sentirse en evidencia, se decide a coger el toro por los cuernos.

Así las cosas, a las siete de la tarde nos personamos a bordo los tres, o sea, Antonio Churruca como práctico, Nicolás Melini como consignatario y yo como amigo que “viene a saludar”. Don Domingo nos recibe en la magnífica cámara del capitán que tenían esos cuatro barcos gemelos (“Villafranca”, “Villafría”, “Villablanca” y “Villaverde”) , nos invita a unas copas como es de rigor y Antonio saca enseguida el tema para que nosotros opinemos y lo pongamos más o menos “contra las cuerdas” . Todo en balde porque el capitán, pese al acoso, no atiende a razones y llega a enfadarse seriamente. “que no, que no y que no…que no salgo”. Se hace un silencio gélido y allí estamos, sin decir nada, apurando nuestros whiskies y mirando a los mamparos hasta que, llegada la documentación de la carga y faltando pocos minutos para la salida, Antonio Churruca se levanta y, con toda naturalidad y parsimonia, se desnuda y me entrega la ropa muy bien doblada con encargo de que se la guarde, a continuación le dice al capitán “Domingo, vamos al puente y que quiten la escala cuando desembarquen estos señores”.

El final de la historia fue, como es fácil imaginar, que un práctico en calzoncillos, mandó largar todo, virar la cadena y, al estar el ancla a la pendura, dar avante poca para, a continuación, tirarse al agua y regresar nadando al muelle, mientras, un capitán enfurruñado, se había salido con la suya.

Un fuerte abrazo Antonio, donde quiera que estés.

(*) Práctico del puerto de Santa Cruz de La Palma


7 comentarios so far
Deja un comentario

Fantástico!!!! Eso era un práctico.Si Señor!!!!

Comentario por Carlos Ramos i Solà

No lo conocí personalmente, aunque hablaba con el cuando llegaba a puerto; me consta que era una magnífica persona y un gran marino. Como dice Noguerol, de los de antes.
Descanse en paz.

Comentario por Francisco

Pasamos los ultimos años de tu vida profesional compartiendo las alegrías y los sustos que nos daba el puerto, sobre todo con los “calderetos”. Fuiste un gran profesional y una mejor persona. Te recordaremos siempre, pasas a formar parte de la historia de este puerto.

Comentario por Carlos Concepción Hernández

Igual que Carlos Concepción también pasamos muchos dias años y buenos y malos ratos juntos. Fue amigo, jefe, compañero y algo muy importante. Siempre fue: Antonio Churruca, parte de nuestra vida y nuestra ila. Para tí el más calido de los abrazos.

Comentario por Carlos Amador.

Igual que todos, también tenemos nuestras historias y muchas, como buen piratas que fuiste (esto lo dice y con muy buen acierto, tu compañero Paco Noguerol), tuve que cambiar y en numerosas ocasiones el color de tu parche. Formas una parte muy importante en la andadura de mi vida, siempre con un 41 de medida. Te quiero.

Comentario por Hermana pequeña

Un señor y un práctico de los pies a la cabeza.

Comentario por Rafael Muñoz Abad

Yo también conoci bien a Antonio cuando estaba con los barcos de Boluda. Sólo tengo maravillosas palabras hacia una persona excelente en lo personal y en lo profesional, siempre dispuesto a la buena conversacion, el buen trato, la buena comida que siempre tengo en mi pensamiento, saludos D. Antonio allá donde estés, los que quedamos te echamos de menos. Gracias por todo.

Comentario por Victor Piquero




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: