De la mar y los barcos


En memoria del almirante Rafael Clavijo y Socas

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Uno de los militares más destacados de Canarias en el siglo XVIII, el almirante Rafael Clavijo y Socas, tiene, desde ayer, una placa conmemorativa en la plaza Juan Bordes Claveríe, otro personaje relevante de la historia naviera española del siglo XX, situada en el recinto portuario de Las Palmas.

Con ello se evoca su memoria y, sobre todo, su destacada trayectoria, pues se trata del autor del proyecto del muelle de San Telmo, en la ciudad de Las Palmas, del que ahora se cumplen doscientos años de la colocación de la primera piedra del dique que desapareció en 1954, cuando quedó enterrado para permitir la expansión de la ciudad y las obras de la actual Avenida Marítima.

En el acto, celebrado ayer, participaron la Autoridad Portuaria de Las Palmas, la Armada Española y la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria y se encuadra en el programa de las IV Jornadas Navales que se celebran en la ciudad de Las Palmas, cuyo cronista oficial, Juan José Laforet, autor del libro “Almirantes oriundos de Canarias”, es el promotor de la iniciativa.

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno, en su intervención

Denegada la propuesta inicial de Domingo de Nava Grimón y Porlier, capitán de la Real Armada, presentada el 20 de noviembre de 1785 para construir un muelle en la bahía de La Isleta, en el mejor fondeadero existente en la isla, aunque aislado por los arenales y sin apenas población, se le encarga entonces al ingeniero militar Rafael Clavijo y Socas, que recibió el encargo de elaborar el proyecto para construir un muelle en la caleta de San Telmo, dada su proximidad al centro histórico de la ciudad.

El proyecto se presentó en 1789 y un año después, el ayuntamiento de la ciudad de Las Palmas le delegó la potestad para defender en Madrid la propuesta de construir un pequeño dique de sillería emplazado “sobre el marisco que había en el lugar, adentrándose hacia el mar”.

Carlos III accedió a la propuesta y el 13 de julio de 1809 se emitió un decreto de la Junta Central del Reino, autorizando su construcción. La falta de dinero provocó un retraso en su consecución –el Obispado aportó 10.000 pesos- y el 30 de mayo de 1811 se procedió a la colocación de la primera piedra en presencia de Rafael Clavijo y Socas junto a las autoridades de la época. En la obra intervinieron prisioneros militares franceses, que habían sido detenidos durante la batalla de Bailén y que fueron confinados en la Isla.

El muelle de San Telmo, historia de la ciudad de Las Palmas

Con el paso de los años y el desarrollo del comercio con África y América del Sur, la ciudad se dio cuenta de que el futuro del puerto estaba en La Isleta, donde había dicho Domingo de Nava Grimón y Porlier. A ello contribuyó la expansión urbanística de Las Palmas, cuando la ciudad cruzó el barranco del Guiniguada y fue ocupando los solares de los antiguos arenales hasta cubrir por completo el istmo que separaba al centro histórico con el poblado pesquero de La Isleta.

Nacido en Santa Cruz de Tenerife, Rafael Clavijo y Socas cursó sus primeros estudios en su ciudad natal, y prestó durante un tiempo sus servicios en las Milicias Provinciales de Canarias, donde alcanzó el grado de alférez de Caballería. En 1776 ingresó en el Cuerpo de Ingenieros Navales con el empleo de alférez de fragata e ingeniero extraordinario.

Tras permanecer embarcado en diversas unidades, siguió su carrera destinado en la escuadra del almirante Mazarredo, durante la defensa de Cádiz de 1797 y 1798, donde ascendió a brigadier e ingeniero director. En 1807 alcanzó el empleo de jefe de Escuadra y falleció en 1815 en Cartagena.

Fotos: La Provincia y FEDAC


1 comentario so far
Deja un comentario

70.–Exp. 355. Año 1797, Caballero de Alcántara
RAFAEL CLAVIJO Y FERNANDEZ DE SOCAS MARTIN FAJARDO Y CLAVIJO, Teniente de Navío de la Real Armada e Ingeniero Ordinario de Marina.
N. Lanzarote, 24 de octubre de 1755.
Padres:

Salvador Clavijo.
N. Lanzarote. 27 de diciembre de 1722.
P. N. Alférez Mayor y Regidor de Lanzarote el 12 de julio de 1754. Alcalde Mayor el 18 de marzo de 1776.
Declaración acreditando la legitimidad de su hijo Rafael en Lanzarote el 8 de julio de 1786.
C. Lanzarote, 14 de octubre de 1748.
Nicolasa Fernández de Socas.
N. Lanzarote, 19 de diciembre de 1726.

Comentario por Enrique M Martín Cabrera




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: