De la mar y los barcos


“Caribbean Queen” y “Caribbean Princess”: dos cubanos abanderados en Chipre

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Poco tiempo después de que triunfara la revolución cubana y a medida que se produjo la reorganización de la Marina Mercante del país, una parte importante de la flota navegó enarbolando bandera nacional, que popularizó en el mundo entero la famosa contraseña del machete en la mano adoptado por la Empresa de Navegación Mambisa. Y, al mismo tiempo, otra parte se abanderó en pabellones de conveniencia, evitando así las limitaciones y las restricciones impuestas en determinados países cuando el gobierno revolucionario adoptó un sesgo comunista.

En plena efervescencia de la Marina Mercante cubana –a la que contribuyeron, y mucho, países capitalistas y entre ellos España-, la Empresa de Navegación Mambisa fletó en 1986, con opción a compra, dos buques de procedencia alemana en un contrato “bare boat” con una duración de diez años. Llamados, originalmente, “Santa Rita” y “Santa Rosa” y abanderados en Liberia, tales nombres tuvieron corta existencia, pues unos meses después de su estreno fueron rebautizados con los nuevos nombres de “Caribbean Queen” y “Caribbean Princess”, siendo abanderados en Chipre, pabellón que, con los de Panamá y Malta, figura entre los preferidos de la Marina Mercante cubana.

Buques de diseño robusto, se trataba de las construcciones números 131 y 132 de los astilleros VEB Mathias Thesen Werft, en Wismar (República Democrática Alemana) y habían sido contratados por la sociedad N.S. Lemos & Co. Ltd., con sede en Londres, si bien el contrato fue transferido a Cosmos Shipping & Trading Corporation -sociedad vinculada a Hamburg South America Line- y entraron en servicio a mediados de 1985 con los nombres inicialmente citados. En mayo de 1986 fueron registrados como propiedad de las sociedades Caribbean Queen Shipping Ltd. y Caribbean Princess Shipping Ltd., respectivamente, y así comenzaron su etapa cubana abanderados en el pabellón chipriota.

Ambos buques representaron un refuerzo importante para el tráfico comercial de Cuba, pues se trataba de unidades nuevas tipo “multipurpose”, con una considerable capacidad de carga en cinco bodegas cerradas con diez escotillas y una cubicación de 29.817 metros cúbicos o la estiba máxima de 863 TEUS, dotados de cuatro grúas situadas a crujía de 25 toneladas de potencia de izada cada una.

"Caribbean Princess", atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

El buque "Caribbean Princess" visto de popa, por la aleta de babor

De 16.794 toneladas brutas, 8,821 toneladas netas y 24.155 toneladas netas, medían 176,56 m de eslora total -167,42 m entre perpendiculares-, 22,86 m de manga, 14 m de puntal y 10,46 m de calado máximo. Propulsados por un motor MAN K8270/120E –fabricado, bajo licencia, en los talleres VEB Dieselmotorenwerk (DMR), en Rostock-, con una potencia de 9.500 caballos sobre un eje que accionaba una hélice de paso variable y le permitía mantener una velocidad de 15 nudos. Códigos IMO 8503058 e IMO 8503060.

Estaban equipados, asimismo, con una hélice transversal a proa para las maniobras en puerto y su planta eléctrica estaba compuesta por tres generadores de 664 kw cada uno. La capacidad de tanques de combustible era de 1.738 toneladas de fuel –con un consumo diario de 31,5 toneladas- y 331 toneladas de diesel.

En su momento leímos en Marine News la noticia del desguace del buque “Caribbean Princess”, que acabó sus días con el nombre de “Western Traveller” y contraseña de Western Marine Services Ltd. (gerencia de Nobpac Shipping Pte Ltd.). El 6 de abril de 2011 arribó a los “roads” de Chittagong (Bangladesh) y el 18 de mayo siguiente fue varado en la playa, iniciándose los trabajos de desmantelamiento.

En su etapa como “Caribbean Princess” tuvimos ocasión de verle atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife –como se aprecia en las fotos que acompañan-, descargando fardos de tabaco cubano para la industria local y con el nombre de Coral Lines (Coral Container Lines) pintado de blanco a media eslora y en grandes caracteres. El buque de esta historia fue rebautizado “Gabyana” en 1998; “Victoria Pride”, en 2001; “Thor Traveller” (Thoresen & Co. Bangkok Ltd.), en 2003 y “Western Traveller”, en 2010.

Por lo que se refiere a su gemelo “Caribbean Queen”, hace casi tres años que se fue de la mar para siempre. El 9 de abril de 2009 fondeó en los “roads” de Alang (India) y el 23 del citado mes fue varado en la playa, dando así inicio a su desguace. La secuencia de su historial es casi la misma: rebautizado “Aiana” en 1998; “Helena Pride” en 2001 y “Thor Trader” en 2003, etapa en la que navegó con bandera tailandesa y contraseña de la citada Thoresen & Co. Bangkok Ltd.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo


1 comentario so far
Deja un comentario

Hola, gracias por publicar estos interesantes comentarios, yo fui tripulante del Caribbean Princess.

Comentario por Gilberto Medina




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: