De la mar y los barcos


Recuerdos del pasado (V). Año 1969. Fallece en Tenerife el capitán del trasatlántico “Begoña”

Manuel Marrero Álvarez (*)

El 20 de junio de 1969, muy temprano, llega a Santa Cruz de Tenerife la turbonave “Begoña”, cumpliendo su tradicional itinerario de línea regular procedente de América, con 138 pasajeros para este puerto, 780 en tránsito y una dotación compuesta de 204 tripulantes. En total, 1.112 personas a bordo. Su silueta comenzó a vislumbrarse en la lejanía del sur de la isla, pasada las cinco de la mañana y según se aproximaba a puerto, su alumbrado resplandecía y se distinguían sus tradicionales colores, chimenea y casco negro, con el resto pintado en blanco, sobresaliendo el intenso azul de las fundas de sus botes salvavidas.

El buque toma práctico en el antepuerto y se adentra en la dársena, avanzando lentamente hasta la sección quinta del muelle Sur, donde a la voz de “fondo”, ordenada desde el puente de mando al oficial de proa, echa al mar el ancla con seis grilletes de cadena para iniciar el reviro y posterior atraque unos minutos más tarde, en la mencionada sección. El barco tiende a escorarse ligeramente a estribor debido a su poco lastre y porque en las cubiertas de esa banda, la casi totalidad de los pasajeros se arremolinan a pesar de la hora temprana, intentando los destinados a Tenerife reconocer a sus familiares y amigos que acuden al muelle a recibirlos, tras muchos años de ausencia en Venezuela y los de tránsito, por ser  los primeros en querer desembarcar y aprovechar al máximo para recorrer la ciudad, durante la corta estancia del buque en puerto. Al propio tiempo, los  empleados de CEPSA y de la Junta de Obras del Puerto, preparan en tierra sus mangueras para el inmediato suministro de combustible y aguada.

Estampa marinera del trasatlántico "Begoña"

Estampa marinera del trasatlántico “Begoña”

El “Begoña” junto a su hermano casi gemelo “Montserrat”, adquiridos en Italia a mediados del año 1957 con motivo del incremento de la emigración española a Venezuela, fueron unos barcos extraordinariamente populares y dejaron un recuerdo imborrable en los miles de isleños que viajaron en ellos, formando un vínculo entrañable en la vida marinera de este puerto, efectuando escalas regularmente y de forma continuada hasta el final de sus días de mar, unos tres lustros más tarde. Pertenecían a la flota de la centenaria Compañía Trasatlántica Española y estaban adscritos al  servicio de pasajeros, Southampton, Norte de España, Centro América y Antillas Británicas.

Una vez amarrado el buque al muelle,  una ambulancia de Cruz Roja se coloca a pie de escala con el fin de transportar hasta el hospital a un viajero enfermo. El paciente no es otro que el capitán de la nave,  Luis Foyé Canejo, cuyos médicos de a bordo han dictaminado, ante su grave estado, desembarcarlo con urgencia en este puerto de Santa Cruz de Tenerife para su reconocimiento y tratamiento en tierra, siendo trasladado e internado en la Clínica Zerolo de la capital. Asume el mando el primer oficial José González Conde y una vez efectuadas las operaciones de  desembarque y embarque de pasajeros y aprovisionamiento, el buque reanuda su navegación a las 13 horas del mismo día, zarpando con destino al puerto gallego de Vigo y al de Southampton en el sur de Inglaterra.

De izq. a dcha. Rafael Jaume (capitán), Ignacio Isusi (segundo oficial) y Luis Foyé (primer oficial), a bordo del “Montserrat”

Tras varias intervenciones quirúrgicas, los facultativos nada pudieron hacer por salvar la vida de este prestigioso y joven capitán, falleciendo once días más tarde de su desembarque, el 31 del mismo mes, a la temprana edad de 45 años, causando sorpresa y profundo dolor en la familia Trasatlántica por lo inesperado, dada la excelente salud de la que aparentemente gozaba el Sr. Foyé. También en esta capital tuvo gran repercusión su muerte, debido a la cantidad de canarios que viajaron en los buques mandados por él, especialmente en su última etapa delBegoña”, o cuando desempeñaba el cargo de primer oficial en otros barcos, dejando siempre el mejor de los recuerdos debido a  su amabilidad y exquisita atención a bordo. Las muestras de dolor quedaron patentes en las manifestaciones de condolencia recibidas en las oficinas de los agentes-consignatarios de la Compañía en Tenerife, Sres. La Roche.

El puerto tinerfeño y sus gentes, que tantas veces visitó y del cual decía cada vez que su buque atracaba en sus singladuras de y para América, que era un placer llegar a él por las buenas condiciones técnicas del mismo y las facilidades que siempre encontraba su barco en todas las operaciones relacionadas con la escala, rememora con nostalgia  al ilustre marino y amigo Luis Foyé, que en ocasiones comentaba; “no concibo atracar en Tenerife y no bajar a tierra, a sentarme un rato en el  bar Atlántico y contemplar a mí barco y al mar frente a mí, mientras saboreo una taza de café o una jarra de cerveza”.  Naturalmente se refería al bar restaurante situado a la salida del muelle, en los bajos del edificio del Real Casino de Santa Cruz, tan popular entre la gente de la mar y los barcos, pero que en los tiempos actuales sería harto complicado llevar a cabo esa visión, por las dificultades que presenta la edificación que “plantaron” las autoridades municipales, justo enfrente del citado bar.

El capitán Luis Foyé y sus muchas condecoraciones recibidas

Pero a pesar de las bondades del capitán Foyé, éste era un hombre de carácter, introvertido y muy difícil verlo reír, aunque para los que compartieron con él momentos de trabajo y amistad, justificaban su extraña personalidad como producto de su difícil y escalofriante pasado de juventud. Y es que con apenas 17 años, se alistó en la 3ª Compañía de la 1ª Bandera de la Legión Española de Voluntarios y  en los años 1941 a 1943 con el grado de cabo 1º, combatió junto al ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial con la  División Azul.  Vivió y luchó por sus ideales, asumiendo en todo momento que cada uno es dueño de sus actos y que el camino elegido había sido el correcto acorde a sus principios.

Estas causas influyeron sin duda a forjar un hombre enérgico y de grandes convicciones, llevando siempre consigo las ideas de la disciplina que adquirió en esa primera etapa de su vida. Tuvo enemigos ¡quién no!, algunos contrarios a sus ideas, que él jamás exteriorizó; otros por sentimientos de  envidia, pero quienes le conocimos personalmente, sabemos que fue un hombre respetuoso con todos; con sus superiores y con sus subalternos, aceptando con educación y máxima deferencia aquellas personas con opiniones e ideas diferentes a las suyas. Dicen que fue un hombre autoritario y no es verdad; más bien era  tímido y reservado, exigiendo, eso sí,  el máximo respeto a su intimidad.

Por sus acciones en el frente de batalla, lucían en su pecho  varias condecoraciones y era sin duda, el Capitán de Trasatlántica de la época que ostentaba más distinciones y honores, aunque prácticamente todos conseguidos por méritos de guerra, durante su servicio en la  División Azul; entre otros, la Cruz de Hierro de segunda clase que le fue concedida el 26 de enero de 1944. Gustaba salir a tierra de uniforme, donde prendían los pasadores reflejando tales símbolos, causando admiración en la gente de la calle, al observar un marino mercante tan condecorado. Como consecuencia de ello, también entre muchos de sus compañeros oficiales y subalternos, donde creo que se encontraba el grupo de los envidiosos, era conocido como el “Capitán medallas”.

Rendía pleitesía a sus pocos amigos y nadie podía negarle su alta profesionalidad, rectitud  y el orgullo que sentía por ser capitán de la Compañía Trasatlántica Española, aunque su gran personalidad le hiciera  llevar a rajatabla aquello que le confiere la ley, de que durante la navegación le dan tal poder de mando, que nadie a bordo está por encima del capitán, convirtiéndose en primero después de Diossegún expresión sajona.

“Ruiseñada”, primer buque que mandó el capitán Luis Foyé Canejo

Su primera responsabilidad como capitán la ejerció en el  carguero “Ruiseñada”, pero él se oponía a que  lo calificaran de tal manera porque decía, no era lo mismo mandar un carguero, “que estar al mando de un buque de carga de la Trasatlántica Española”, con un nombre ilustre que honraba al  que fuera presidente de la naviera, conde de Ruiseñada, biznieto del marqués de Comillas y fundador de la Compañía.  Por ello, mientras fue capitán de dicho barco, al que mantenía con una imagen impoluta, impuso la obligación a todos los oficiales, usar el uniforme reglamentario en todo momento y  en especial las horas del comedor, tal como se hacía en los buques de pasaje, a pesar de que en el resto de la flota de carga de la Compañía, no fuera obligatorio. 

Asimismo,  igual que siempre se hizo en la centenaria naviera, no permitía al personal del puente de mando, sentarse en momento alguno durante la guardia,  debiendo permanecer en pié durante las cuatro  horas de servicio. Como anécdota, cabe contar que estando de Primer Oficial en el “Satrústegui” bajo el mando del capitán Jaume, éste hizo subir al puente un taburete, para que en su guardia descansara de vez en cuando, toda vez que padecía grandes dolores en una de sus piernas, como consecuencia de las heridas sufridas en la guerra por la explosión de una bomba. No solo rechazó el mismo, sino que lo hizo retirar del puente inmediatamente.

El “Ruiseñada” era un buque de 5.135 toneladas de peso muerto, 106 metros de eslora y servía la línea Mediterráneo-Centro América, con escalas en Tenerife en su viaje de retorno. Disponía de camarotes para alojar hasta 12 pasajeros, que con frecuencia se ocupaban en su totalidad. Todavía recordamos las comidas que teníamos en el  desaparecido restaurante “La Riviera”, después de la obligada visita a mediodía al comandante de Marina, donde el maítre Santiago Domínguez, mostraba su admiración por la personalidad del capitán, aunque nosotros siempre pensamos, que tal vez fuera,  por las condecoraciones que lucía en su flamante uniforme.

El trasatlántico “Montserrat”, en una de sus muchas escalas en Tenerife

En el viaje extraordinario que el “Montserrat” realizó a Australia a mediados del mes de mayo de 1959 con su capacidad al completo de pasajeros vascos y griegos, el buque tuvo una travesía muy aciaga en el viaje de ida, motivado por algunas averías en su sistema de propulsión y un motín a bordo originado por los pasajeros griegos, afortunadamente sofocado por la tripulación con la inestimable ayuda de los 170 pasajeros vascos. El barco lo mandaba el capitán Jaume y llevaba de primer oficial a nuestro protagonista Luis Foyé. Asimismo, en su vuelta a España, cuando navegaba por el Océano Indico, a una 600 millas al sur de la Isla de Socotora, el viaje se convirtió en odisea, al recibir una llamada de auxilio del buque italiano “Avior” con 21 tripulantes, que sufría una vía de agua y se encontraba en peligro de hundirse.

En medio de un fuerte temporal del sudoeste, el “Montserrat” luchó durante cuatro días contra las inclemencias del tiempo, salvando finalmente a la totalidad de la tripulación, en tanto que el buque italiano desaparecía bajo las aguas poco más tarde. El capitán Jaume y los tripulantes que intervinieron en el salvamento, fueron condecorados con la Cruz del Mérito Naval de primera clase con distintivo rojo, mientras que el Sr. Foyé, que no participó en la operación por recomendación expresa del capitán debido a sus problemas físicos y a pesar de sus deseos de contribuir en el rescate, fue el único oficial de puente que no entró en el grupo de tales condecoraciones.     

Rafael Jaume y Luis Foyé, a bordo del “Montserrat”. En el centro, el capitán del mercante hundido “Avior”

Su ingreso en la Compañía Trasatlántica Española se había producido el año 1953 con ocasión de la entrada en servicio de los buques mixtos  “Guadalupe” y “Covadonga”,  de 14.800 toneladas, construidos en Bilbao para cubrir el servicio Norte de España-Costa Este de Estados Unidos. Acababa de cumplir 29 años y lo hizo como tercer oficial del primero de ellos, permaneciendo en la naviera  hasta su fallecimiento, 16 años más tarde.

Sus restos mortales embalsamados estuvieron depositados durante cuatro días en esta capital, hasta la llegada el 4 de agosto de la motonave “Satrústegui” en  su regreso de América, al mando, una vez más, del capitán Rafael Jaume, que fuera su entrañable amigo y al que tuvo de primer oficial durante muchos años, tanto en la citada motonave como en el buque “Montserrat”. Nos consta que Luis Foyé profesaba auténtica admiración, amistad y respeto al capitán Jaume, considerándole su mejor amigo en la Compañía. La salida del barco se produjo a la una de la mañana, hora triste como el ambiente que se respiraba en el desatraque, ondeando la bandera del buque a media asta, tanto a la salida de este puerto, como la llegada a Cádiz y destino final en Barcelona.

Y en aquella hora intempestiva de la medianoche,  desde la explanada del muelle Sur,  contemplábamos la partida del buque y despedíamos  los restos mortales de un hombre de honor como fue el capitán Foyé, quien tantas veces nos correspondió en vida, con su afectuoso saludo, gorra en mano, desde el Puente de Mando de su buque. Murió el capitán y amigo, aunque sólo esto último afectaba nuestros sentimientos, porque su mando fue reemplazado al instante; “a rey muerto, rey puesto”. Pero el amigo que ahora nos deja para siempre es algo diferente; es irremplazable y solo podemos lamentar y  llorar su muerte. Por ello, en la soledad de la noche y la tristeza del momento, venían a nuestra mente algunas estrofas y la  voz melódica del gran  Alberto Cortez…

Cuando un amigo se va / queda un espacio vacío / que no lo puede llenar / la llegada de otro amigo…

Cuando un amigo se va / se queda un árbol caído / que ya no vuelve a brotar / porque el viento lo ha vencido

Recordatorio del capitán Luis Foyé Canejo (1924-1969)

En la Real Basílica Nuestra Señora de la Merced, de la ciudad de Barcelona, se celebró una  misa solemne oficiada por el párroco del templo, reverendo Lorenzo Castells, a la que asistieron, además de sus padres, hijos y hermana, directivos de Trasatlántica y numerosos capitanes y oficiales de buques surtos en el puerto. En la ceremonia, el oficiante se refirió al fallecido diciendo, como “además de su impecable caballerosidad, su notable cultura y su bien probado patriotismo, era un profundo creyente que ante la inmensidad de todos los mares, bajo la cúpula azul de todos los firmamentos, supo elevar su mirada a la altura con la fe de los convencidos y con la devoción de los limpios de corazón”.  

Poco tiempo más tarde, recibimos una carta manuscrita de su hermana Maribel, desde Barcelona, en la que entre otras cosas nos decía: Querido amigo Manuel: El motivo de estas líneas, es para enviarte unos recordatorios de los funerales de mi muy querido hermano Luis (q.e.p.d.)  que sé, erais buenos amigos y que fuiste a visitarle durante su estancia en la clínica, cuyo detalle te lo agradezco mucho, etc. etc. Recibe afectuosos saludos de, Maribel Foyé”.

(*) Delegado de Compañía Trasatlántica Española en Canarias (1984-1993). Miembro de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación.

Fotos: Archivos de Rafael Jaume Romaguera, Manuel Marrero Álvarez y Juan Carlos Díaz Lorenzo,


36 comentarios so far
Deja un comentario

Estupendo y auténtico relato de una persona tan controvertida de la que tantos años se siguió hablando y gracias al testimonio del Sr. Marrero se sigue hablando. Como marino de peculiar personalidad y vida, que cuentan los que lo conocieron,parece ser que a la llegada del buque Satrústegui con sus restos, al puerto de Barcelona, se produjo a bordo cierto acontecimiento fruto de la supuesta diversificación de afectos. No se hasta donde la anécdota es cierta, pero lo que si es cierto es que personas de este talante y forma de ser e historial, dan pié a que los comentarios y chismes de “cámara” los relacione e inscriban para siempre en la bohemia marinera. El admirado capitán Jaume, posiblemente, si es que es cierto lo que se contó durante muchos años, podría poner luz a tan suculenta historia… Aunque conociendo a don Rafael y de sus lealtades, especialmente a sus amigos, lo tenemos difícil.
Un abrazo D. Rafael y sácanos de la duda.
Juan Cárdenas.
.

Comentario por JCS

Pues querido Juan, yo estuve durante su enfermedad, su muerte y embarque de sus restos mortales, como también recibí información del funeral que se celebró a bordo, en el comedor de 1ª, a la llegada del “Satrústegui” a Barcelona, con asistencia de Autoridades, Delegado, sus padres, los 3 hijos, su mujer (con la que hacía años no convivía), etc y todo transcurrió normalmente. Dias más tarde hablé con Ramón Borra y lo único que me dijo es que durante la Misa y posterior traslado del féretro, había mucha tristeza y mucha pena por su muerte. También me lo ha confirmado Rafael Jaume. Los comentarios y chismes, depende de quien venga. No hay que hacerles caso. Hay muchos envidiosos y ya digo en el artículo que tuvo enemigos ¡quien nó!
Abrazos querido Juan

Comentario por Manuel Marrero Alvarez

Muchas gracias querido Rafael, ya veo que a veces en las sobremesa de los barcos se suele hablar más de la cuenta y especialmente cuando se trata de personajes que están muy cerca de la épica; como fue el caso del capitán Foyé. De cualquier forma, los chismes a que me refiero, lo dejaban en buen lugar, incrementando de forma notoria su leyenda. Aunque cierto tipo de cosas no sean condecoradas con un cipotito de solapa, como diría D.Camilo J.Cela;el ilustre referenciado ya lucia con orgullo suficientes condecoraciones y merecimientos que era la envidia y admiración de muchos.
Un abrazo muy fuerte y mucha salud, querido D. Rafael; y por favor sigue premiándonos con los estupendos relatos de tus muchas vivencias.
Juan.

Comentario por JCS

Querido Juanito, no demos crédito a “Radio Escobén” y dejemos en paz al fallecido, que fue el mejor amigo que tuve en Cía. Trasatlántica.

Aprovecho para felicitar a Manolo Marrero por el excelente y afectivo artículo.
Abrazos a todos.

Rafael Jaume

Comentario por Rafael Jaume

Sr. Don Manuel Marrero: Muy agradecida a usted y a D. Rafael Jaume por el recuerdo que han tenido sobre mi padre D. Luis Foyé Canejo, que el pasado 31 de julio, hizo 44 años que nos dejó emprendiendo una nueva singladura. Quisiera poder contactar con el capitán D. Rafael Jaume amigo entrañable y compañero de mi padre. Nunca pudimos contactar con las personas amigas, pues nunca nos dieron la agenda de mi padre, no pudimos dar las gracias a nadie, fue como si nosotros los hijos no existiéramos. Le adjunto la dirección de mi correo electrónico por si D. Rafael Jaume quiere ponerse en contacto conmigo para recordar a mi padre un hombre justo y bueno que jamás renunció a sus convicciones. Muy agradecida
Mª Teresa Foyé Montaner.

Comentario por María Teresa Foyé Montaner

Sin ánimo a quitar mérito a vuestra amistad, que que me consta , simplemente decirte querido Rafael que convivir y ser amigo de personas como tu, resulta muy fácil; el buen talante le gusta a todo el mundo. Tras ver las fotografías que ilustran el estupendo artículo del bueno de Manolo, uno se queda gratamente sorprendo al poder comprobar lo gratamente que te ha tratado y está tratando la vida. No sé si el haber sido capitán durante tantos años de la mejor Compañía de España tuvo algo que ver, porqué como sabemos el capitán Peña no se queda a la zaga, para fortuna de los que también gozamos de su amistad y enseñanzas: buenos barcos, buenas tripulaciones, buenas líneas, etc. etc.
Abrazos a todos.
Juan Cárdenas

Un duendecíllo se coló en el teclado y en mi anterior comentario puso “mulas” donde quise decir “muchas”. Perdón a todos.

Comentario por JCS

Ha sido para mi un especial motivo de alegría el artículo que publica Manolo Marrero sobre el Capitán Foyé. Muchas son las cosas que se podrían comentar sobre la personalidad del amigo. El 8 de enero de 1962 embarqué de Tercer Oficial en el Virginia de Churruca, donde permanecí hasta el 25 de junio. El Capitán era D. Antonio Camiruaga Astobiza y el 1er. Oficial Luis Foyé. Entre las cosas que recuerdo, destacaría que estaba muy orgulloso de contar entre sus condecoraciones con las de dos ascensos por méritos de guerra en la División Azul. Recuerdo también que durante una escala en San Juan de Puerto Rico, estando los dos en el portalón, apareció un centroamericano típico de la época, todo vestido de blanco, con guayabera, mil boligrafos, pantalones acampanados, etc., y al verle los pasadores de las medallas que lucía, le preguntó: “oficial: usted es anticomunista?”, a lo que Foyé le contestó de la forma más cortante que pudo: “Yo soy nazi”. El lugareño salió disparado sin decir nada más. Su vocación bélica no había menguado con los años, por lo que aprovechaba la dotación de munición que nos daban para ejercitarse. Como consecuencia del secuestro del SANTA MARIA, a cada oficial se nos entregó una pistola ASTRA del 9 corto, además de las metralletas situadas en el Puente, Radio y Máquinas. Nunca hicimos disparo alguno, pues, como decía, toda la munición la gastaba él. Tengo que buscar una foto de los tres oficiales observando la meridiana -cuando regrese de vacaciones-, a ver si el editor tiene a bien publicarla.

Gracias Manolo por el recuerdo y un fuerte abrazo.

Comentario por Enrique García Melón

Felicidades y agradecimiento al autor de tan brillante relato, y lástima no haber conocido a los personajes del mismo.
Aunque ya no vivo en Tenerife recuerdo aún el ambiente del “Atlántico” y de la zona marítima.
Un saludo a todos. dgsreal@hotmail.com

Comentario por Diego G. S-R

Querido Manolo: a mi regreso de Galicia leo el estupendo articulo que has escrito sobre el Capitan D. Luis Foye. Yo tuve la fortuna de conocerle y tratarle durante sus años de Primer Oficial y Capitan, y no puedo mas que corroborar los elogios que le dedicas. Que descanse en paz.
Un fuerte abrazo.
Manolo

Comentario por Manuel Padin

Querido Manolo: Yo nunca navegué con Luis Foyé, como tampoco con otros capitanes de la Compañía, pues podíamos pasar años en diferentes barcos y líneas sin embargo un lazo invisible e intangible nos unía a todos los que tuvimos el privilegio de tripular los barcos de la Trasatlántica. En cierta ocasión, cuando yo mandaba el V. de Churruca y él el Comillas coincidimos en Curacao y almorzamos juntos. Fueron un par de horas, insuficientes para conocernos, pero me pareció una persona íntegra por encima de todo, fiel a sus principios, tanto que alguien me relató que cuando iba a ser desembarcado del Begoña en Santa Cruz de Tenerife a causa de su ya estado de avanzada enfermedad, se negó a ser bajado en una camilla, se puso el uniforme y descendió por su propio pie desde el camarote hasta el muelle donde le esperaba la ambulancia.
También, he recogido esta anécdota de terceros, en Barcelona, como primer oficial del Satrústegui, vio Foye desde la cubierta paseando a un hombre trajeado, ya mayor, más bien de baja estaura, al que reconoció enseguida; se lanzó corriendo por la escala real y se cuadró ante él haciendo el saludo militar, mientras decía “a sus órdenes mi general”. Era nada menos el capitán general Muñoz Grandes, primer general en jefe de la División Azul.
Como capitán de barco, Luis Foyé llegó muy pronto al gran puerto de la Eternidad, donde un día atracaremos todos.
Manolo, gracias por tu demostración de lealtad y amistad hacia Foyé, que es un poco también hacia todos los capitanes y oficiales de la gran empresa que fue la Trasatlántica.
Un abrazo.
Carlos

Comentario por Carlos Peña Alvear

Querido Carlos: Tu sabes muy bien que mis orígenes están en las antípodas del pensamiento del amigo Foyé y sería muy fácil y hasta comprensible elegir el camino opuesto al que aparece en el artículo, pero la verdad para mi esta vez, la pude comprobar en más de una ocasión y como sus acciones podían servir de ejemplo para muchos que ejercían la verborrea como arma de un lamentable victimismo. Gracias amigo Carlos por tu sinceridad. Fuerte abrazo y hasta pronto,

Comentario por Manuel Marrero Alvarez

Estimada Maria Teresa: Me alegra mucho de que este artículo dedicado a tu padre, haya podido llegar a tu conocimiento. Yo tenía cierta esperanza que así ocurriera, porque tampoco yo desde Tenerife, podía contactar con vosotros, por desconocer vuestro paradero. Ahora, aunque tarde, debo decirte, que tienes que sentirte muy orgullosa de haber tenido un padre como el inolvidable Luis Foyé, todo un símbolo de honor, honradez y profesionalidad. Sé que fué fiel amigo de sus amigos y entre estos, estaba la Isla de Tenerife, por la que sentía gran admiración. Recibe mi afectuoso y más cordial saludo

Comentario por Manuel Marrero Alvarez

Mi padre era el carpintero del Marqués de Comillas, más tarde fue al Montserrat y Begoña, de ahí se jubiló. Mi padre era Vilas, también falleció en el año 90.

Comentario por manuel fernandez vidal

[…] Tenerife y La Guaira (Venezuela). De izquierda a derecha: Jesús Eroa Barrenechea, segundo oficial; Luis Foyé Canejo, primer oficial y Enrique García Melón, tercer […]

Pingback por Fotos marineras. Tomando la meridiana a bordo del buque “Virginia de Churruca” | De la mar y los barcos

Las grandes naciones se revisten de grandes hombres; los grandes hombres son los que engendran un fruto para el progreso y evolución de la sociedad. Y es que la sociedad y el planeta sólo puede evolucionar, y así han evolucionado los grandes países, siempre, en todo su fluir histórico, a través de un término: libertad. Cuando hay libertad hay ciencia, hay cultura, hay economía, hay comercio, hay intercambio, hay fluidez a la postre hay bienestar, riqueza y prosperidad. Sin embargo, este individuo, postulado en las antípodas del progreso, se alistó en la División Azul en aras de dipositar su grano de arena en pos del triunfo del nazismo y del fascismo español. Están ustedes defendiendo a un ser que se alió al mayor enemigo que ha habido en toda la humanidad: Adolf Hitler. Si eso no les dice nada, es que tiene todos y todas ustedes, un serio y grave problema. Su actitud demuestra, en primer lugar, una honda ignorancia histórica, a la vez que palmario desconocimiento de la cultura política, y en segundo lugar, demuestra, que padecen el síndrome del miedo, que es lo que alimenta, conduce y amparan las ideas conservadoras, fascistas, elitistas, jerárquicas, verticales, tradicionalistas y sectarias. Padecen ustedes miedo al cambio, miedo a la libertad, miedo a la tolerancia, miedo al progreso, miedo al futuro, miedo a la igualdad, miedo a la diversidad, miedo a todo. En definitiva, tan mayores y tan poco que han aprendido del concepto de la libertad, de los derechos humanos, de lo que significa la palabra democracia y en suma de la vida misma. Tienen su conciencia tranquila al defender a un criminal?, no se molesten, intuyo su respuesta.😄

Comentario por Fran

Fran, creo que te falta aprender un poco más de Historia y tratar a muchas más personas. Pero tratarlas escuchándolas para aprender algo de sus vidas. Desgraciadamente, van quedando muy pocos de los que vivieron una etapa tan convulsa como la Guerra Civil Española y posteriormente la Segunda Guerra Mundial. En ambos bandos hubo gente que luchó por sus ideales. Y hablando con ellos, en muchos casos, sin prejuicios, puedes llegar a entenderlos. He conocido (y navegado con ellos) a Comunistas, Anarquistas, Socialistas y Falangistas. Siempre pudimos hablarnos con respeto y trabajar juntos. Y conste, como las personas que me han precedido mis ideas distan mucho de ser similares a las de D. Luis Foyé. Nací 40 años después. Pero él y las personas que antes escribieron, merecen tu respeto y el mío.

Comentario por Eduard Vivas Flores-Capitán de la Marina Mercante

Sr Eduardo Vivas Flores:

En primer lugar, informarle, que soy licenciado en tres carreras: Historia, Periodismo y Ciencias Políticas. Por otro lado, tengo un máster en Pensamiento Político. En tercer lugar, he tratado, entrevistado y conversado con mucha gente que ha sufrido en sus carnes la barbarie, represión, exilio, totalitarismo y silencio impuesto por el franquismo. Por otro lado, mi abuelo estuvo en un campo de concentración en la posguerra. En cuanto al Sr. Luis Foyé, nazi confeso, quien se alistó a la división Azul, en aras del fascimo para ayudar a Hitler y a Franco, no me me merece ningún respeto; pues no se le puede pedir respeto a alguien que se postuló contra los derechos humanos, contra la democracia y contra la libertad de los pueblos. Tampoco se le puede pedir respeto a un asesino, quien no tuvo el más mínimo respeto por la tolerancia en respetar el pensamiento parlamentario, el civismo y el derecho a la vida, valores que viendo la trayectoria del Sr Foyé se demuestra que los ignoró por completo. Usted ensalza implícita y sutilmente el totalitarismo, la represión, la dictadura y la ley del silencio. Le sugiero que vaya a pueblos como Miranda de Ebro, Belchite o Tortosa y sólo conversando como he hecho yo, con los supervivientes de la Guerra CIvil le explicarán las secuelas que el fascismo, que pregonó Luis Foyé, les dejó en sus vidas. Aquí no se trata de prejuicios, sino de tener una cultura histórica y política, de hacer pedagogía, de saber lo que es la ética, de conocer unos valores básicos del cristianismo y una cultura que te permita distinguir entre el bien y el mal, entre aquellas personas que lucharon a favor de la libertad universal y de aquellos que lucharon en aras del fascismo para destruir la democracia, el progreso y la libertad. En último lugar, para reclamar respeto, primero hay que respetarse a sí msimo. Y por otro lado, respeto se le tiene a los que demuestran respeto y comulgan con ideales propios del respeto, tolerancia, civismo y educación. Gente como el Sr. Foyé que se posicionó al lado de pensamiento nazi, basado en el genocidio, el exterminio, el racismo, la imposición y la destrucción a toda costa de la libertad, no me merecen NINGÚN respeto, sino una enorme pena, tanto él, el Sr. Foyé, como todos aquéllos que pregonan, ensalzan y rememoran sutil e implícitamente, a modo de homenaje una de las ideas, épocas, pensamientos y valores más oscuros, siniestros y totalitarios de la historia de la humanidad: El fascismo de los años 30 y 40. El único que demuestra no saber de historia es usted y todos aquéllos quien nostálgicos del franquismo, se suman al homenaje del fascimo y de los procederes de personajes como el Sr Foyé, tan fatídicos, grises y nefastos para la historia de España y para una palabra tan sencilla que jamás ustedes entenderán: libertad.

Comentario por fran

Estimado Fran, A mi sus tres carreras solo me demuestran que la universidad no es lo que era cuando yo hice mis dos carreras, Doctorado y Master. Hablo seis idiomas y nunca he leído tanta desfachatez, solo superada por su ignorancia.
Es obvio que no solo no vivió los años 30 en Europa, ni tan siquiera ha leído nada mas que los panfletos y la propaganda que sobre la época que le han adoctrinado.
Lo primero es el respeto a una persona que dudo usted que conociese, que como tantos divisionarios, se enfrentaron, tras una durisima guerra civil al Marxismo genocida.
Sepa usted, que la División Azul salvo mas una de vida rusa y soviética, enfrentándose a las SS, por lo que es recordada con agradecimiento allí.
Sepa usted que del genocidio Judio se supo después como se supo del genocidio estalinista, que por cierto fué bastante mayor (pregunte a los polacos, húngaros, y a la propia familia de Stalin o sus compatriotas Georgianos)
Aqui lo único que se sabia era de las sacas que los republicanos hacían cada día, de mujeres y niños torturados y asesinados, de iglesias quemadas con sus feligreses dentro.
El totalitarismo comunista es de lo que nos salvamos.
Foyé, héroe de guerra, persona recta, honesta y trabajadora, tenía y tiene el derecho una memoria justa, y no al insulto de los ignorantes y los adoctrinados pesebristas de Marx.
Y que respeto tiene usted a las tropas nacionales?
Estudie, pregunte e informese.

Comentario por Fernando Espinosa

Estimado Fran,
A mi me parece que sus tres carreras le deberían dar una perspectiva mas amplia, sincera y respetuosa sobre la figura de una persona ya fallecida.
Hubo represalias en ambos bandos y el nazismo fué una corriente más de los -ismos surgidos tras la primera guerra mundial.
La salvajada del holocausto, fue una mas de entre las salvajadas cometidas en las guerras, por el comunismo o por los utus, los jemeres rojos, los servios, o el estado islamico.
En España se represalió por ambos bandos, y según le pregunte usted, le hablaran de juicios sumarísimos, de checas, de fusilamientos a pie de cuneta, y de atrocidades.
Soy un apasionado de la historia aunque no es mi profesión, y he tenido tiempo para darme cuenta como se escribe según la mano, pero volviendo al Sr Foyé, es obvio que era una persona recta independientemente de su ideología.
A mi no se me ocurriría criticar públicamente a Errejeón o Iglesias por su ideología, los respeto aunque es posible que no comparta todos sus postulados.
Un saludo.

Comentario por Diego G.

Se equivoca, el bando fascista no luchó, a diferencia del bando republicano por un ideal. El bando fascista luchó por mantener a toda costa su renta, poder, palacio, título y patrimonio, nada más. El bando republicano sí luchó por un ideal colectivo; la libertad, la democracia, el parlamentarismo y los derechos humanos. El bando fascista sólo luchó para mantener su patrimonio, el suyo, eso no es libertad, eso es sectarismo, elitismo y totalitarismo.

Comentario por fran

Apreciado Fran,

Le admiro por sus tres carreras. Pero creo que sigue equivocándose al hacer (a pesar de todas las explicaciones que da) de nuestra Guerra Civil una historia de buenos y malos. Mis dos abuelos lucharon en la Guerra Civil, sobreviviendo milagrosamente, en el bando republicano. Al finalizar ésta, fueron represaliados, mi abuelo materno estuvo 6 años internado en campos de Trabajo, y a mi abuelo paterno, médico que atendió a altos cargos de la República en los días finales de ésta, lo separaron del servicio. Y hablé mucho con ellos de la Guerra, y sé lo que padecieron…
Pero Sr. Fran, en mi pueblo (Calella, Barcelona) y los de la comarca, queda aún el recuerdo de muchas personas fusiladas por los milicianos de la FAI …. igual que en la plaza de toros de Badajoz, las tropas de Yagüe fusilaron a miles de inocentes. La verdad de nuestra Guerra Civil es muy compleja. pèro no es éste el foro en el que debamos discutir esto. Por ello, con todo respeto, no voy a continuar con esta discusión.
Muy cordialmente,

Comentario por Eduardo Vivas Flores-Capìtán de la Marina Mercante

Sr. Eduard Vivas Flores,

Yo también tuve dos abuelos que lucharon en bandos opuestos. Uno en el bando fascista en Galicia y el otro en la Batalla del Ebro, al lado de los republicanos. En Galicia no hubo bombardeos, sólo la represión fascista en exterminar la clase pensante: los maestros de escuela. La zona nacional en su geografía no sufrió ni en comparación alguna la represión, carestía, hambre, cortes de electricidad, agua y bombardeos que iba sufriendo la zona republicana a medida que los fascistas conquistaban terreno. Me soprende mucho que teniendo usted dos abuelos con dos viviencias personales tan marcadas no distinga usted aquéllos que lucharon por un ideal, la libertad y la democracia:los republicanos y aquéllos que lucharon en aras del nazismo y totalitarismo para mantener el poder, patrimonio y renta de los estamentos privilegiados, heredados de la Edad Media intactos sin distribución de riqueza ni libertades sociales ni políticas; es decir los nacionles- fascistas. Sólo le daré dos datos, represión republicana: 50.000 muertos. Represión fascista: 200.000 muertos. Sin comentarios. Sí, fue una guerra compleja, pero está muy nítido quien la empezó, el bando nacional o fascista. Y por qué? Para impedir que un sistema político, libremente escogido por la mayoría del pueblo español, la II República realizara mayores reformas de libertad e igualdad social y política. La II República luchó por la libertad de todos, el franquismo luchó por mantener a costa de la sangre, el golpismo y la muerte, los intereses de unos pocos: la aristocracia, nobleza, iglesia, parte del ejército, banqueros y monárquicos. En fin, le dejo que continúe en sus labores de mantener vivo el legado de un fascista, autoproclamado nazi; pues entiendo que en muchos casos, cuando no se dispone de argumentos, se opte por la retirada en un debate. Un saludo.

Comentario por fran

Señor Fran,

Veo con agrado que usted sigue esforzadamente tratando de adoctrinarnos a todos sobre las bondades del estalinismo…siga así ,a ver si por agotamiento, acaba convenciéndonos a todos. Desgraciadamente para Usted, entre mis ocupaciones no se encuentra la de mantener vivo el legado fascista. Mi tiempo, desde que desembarqué ha estado fundamentalmente dedicado a mantener 12 puestos de trabajo y luchar lo indecible para pagar todo y a todos (nóminas , Seguridad Social, Hacienda, la Hipoteca sobre mi casa para salvar la Empresa, Proveedores…), y siempre, mantener viva la memoria de mis dos abuelos. Sorpréndase, pero ellos que padecieron la Represión, con mayúsculas, que estuvieron a punto de morir en la Batalla del Ebro (toda la Compañía de mi abuelo Antonio, aniquilada por la Aviación franquista, y él, gravísimamente herido …. y al finalizar la Guerra, 6 años en Campos de concentración, trabajando forzadamente en condiciones inhumanas en Algeciras y en el valle de los Caídos), mi abuelo Joaquín, inhabilitado para ejercer la Medicina por republicano …. jamás hablaron con odio de nadie, ni de los que los habían humillado y destrozado sus vidas. Supieron rehacerlas, y la gran lección que transmitieron a mis padres y a mí fue recordar, reclamar su memoria, reclamar Justicia, conocer si historia y la Historia de nuestro País para no volver a repetirla …. y desear el bien a todos.
El mismo bien que le deseo a Usted, y que desaparezca ese desasosiego y rencor que emana de sus palabras.
No es que no tenga ganas de debatir con Usted, es que creo que éste no es el foro adecuado. Debe pensar Usted entonces que todos somos fascistas. Y no es así. La mayor parte de los que escribimos hemos navegado unos cuantos años. La mar, la convivencia en un barco y ver mucho mundo nos han enseñado a ver lo que hay de bueno en cada persona.
Salud y Bien para todos, sin distinción que navegan por este foro.

Comentario por Eduardo Vivas Flores-Capìtán de la Marina Mercante

Quiero comentarle que el “bando Fascista” no es la denominación correcta, que sería Nacionales, ya que había Catolicos, Liberales, Monarquicos, Carlistas, etc, incluso profesionales liberales que por su profesión o por su posición desahogada fueron perseguidos.
Cosa distinta es que los Falangistas, se hicieran con las riendas del bando, pero estos a su vez, no eran Franquistas, produciéndose mas de un conflicto (acallado por la fuerza por Franco) después del decreto de unificación, muy en contra de los deseos de los líderes de FE.

Comentario por Diego G.

Diego G,

Es lógico que el bando insurrecto prefiriera maquillar la terminología de fascista por nacional. Nacional, de hecho, no sé de qué; pues la nación española por aquél entonces era republicana y la mayoría de españoles, tal como representaron los resultados electorales de las urnas eran republicanos; con lo cual lo de nacional devenía en gran manipulación retórica. La derecha se patrimonializó del concepto de nación y patria entera para denominarse ellos nacionales. Gran cinismo. Por otro lado, Franco y el Franquismo bebieron del fascismo italiano, por consiguiente quien emula, se inspira y reproduce a escala ibérica los parámetros del fascismo, es fascista, como bien dice la palabra. De la misma forma, quien comulga con el comunismo es comunista, quien se identifica con el socialismo es socialista, etc… Otra cosa es que a nivel propagandístico autodenominarse fascistas debía ser tan evidente que se homologaba con los movimientos totalitarios de la Alemani Nazi y la Italia fascista, que para presentarse de forma populista y falsamente patriota, los franquistas se llamaran nacionales; pero en el fondo eso era una tapadera léxica, pues detrás del proyecto “nacional” la ideología, doctrina y proceder del bando rebelde era y es fascista; las cosas hay que llamarlas por su nombre.

Comentario por fran

Fernado Espinosa,

Desfachatez es defender el fascismo como hace usted. No sé de qué le ha servido tener dos carreras sino sabe diferenciar entre la libertad y el totalitarismo. Eso sí es ignorancia y falta de inteligencia y de respeto a la memoria histórica. Continúe en su astenia neuronal, continúe vivendo en la luna, continúe haciendo el ridículo.😄

Comentario por fran

Sr. Fran, tiene usted tal empanada que no voy a responderle por respeto a la persona que escribe este blog, ya que no es un foro político.
Por cierto que me recuerda a ciertos personajes, primero en el País Vasco y ahora en Cataluña que deforman la historia y la realidad para vender su discurso y tapar sus mentiras.
Le recomiendo que lea y deje de intentar manipular la historia, ya que somos muchos los que sin vivir la Guerra, sabemos por tener familia en ambos bandos, el sufrimiento que produjo.
El revanchismo, el guerracivilismo, el rencor y el odio solo engendran mas odio, y se ha sufrido demasiado.
Saludos cordiales y agradecimiento a las personas que hicieron posible el relato del semblante del Capitán Foyé, y a todos los apasionados del mar y la navegación.
Los Españoles nos merecemos vivir tranquilos y los muertos descansar en paz.

Comentario por Diego G

Ja, ja, ja típico de los ignorantes y cínicos decir que Artur Mas deforma la historia. Por si no lo sabe: 2 Millones de catalanes hemos salido a la calle cívicamente y respetuosamente, el 10 de julio de 2010 y los consecutivos 11 de setiembre de 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015, pidiendo algo muy sencillo, democrático y justo: un estado propio para Cataluña. Aquí no se trata de odio, se trata de tener cultura histórica, de moral, de ética, de pedagogía, DE LIBERTAD, DE DEMOCRACIA, y de saber quien eran los malos malísimos de La Guerra Civil; es decir, los fascistas españoles y los que se alistaban a La División Azul y ¿Sabe por qué hay que saber eso? PARA QUE NUNCA JAMÁS VUELVA A PASAR UNA GUERRA ENTRE HERMANOS. Si no conocemos nuestro pasado, es imposible construir un futuro sano. Eso no es rencor y ni tampoco el clásico, absurdo, demagogo y barato discurso del PP, de revanchismo. Quien siente revanchismo es quien se siente culpable de algo o quien tiene miedo de algo que hizo en su pasado. ¿USted sabrá de qué tiene miedo? Aquí no hay más manipulación y cinismo concentrado en un personaje de ciencia ficción como usted y lo que hacen los fascistas españoles adeptos al autoritarismo y a la mentalidad franquista. Cataluña ha sido invadida por España, lenta, silente, disimulada y gradualmente, desde el siglo XV, fue Castilla quien poco a poco fue imponiendo un idioma, el castellano, una administración y una hacienda, las estatales, unas costumbres y una cultura extranjera a la catalana; años después el Estado Español fue aniquilando todo autogobierno y competencia autonómica catalana. Cataluña y Barcelona han sido bombardeadas por personajes españoles afines al fascismo, quien con una troglodita mentalidad colonial han creido siempre que Cataluña es como un colectivo de colonos a someter, sobornar, castigar, fiscalizar y destruir; eso tiene un nombre y es fascismo puro y duro, propio del imperialismo centralista español. Señor mío, me da usted pena, ¿Qué concepto tiene de la libertad y la democracia tiene una persona que dediende a un nazi? La única emapanada gallega, mental, neuronal e histórica la tiene usted que manipula libremente la Guerra Civil y lo que pasa en Cataluña. Es usted una víctima de la nefasta y siniestra pedagogía fascista. Los fascistas se alimentan del miedo, del miedo a todo, y para disimilar el miedo que tienen se tornan autoritarios y déspotas para creerse más fuertes que nadie, imponiendo lo que los catalanes o ciudadanos de pie, liberales o republicanos quieren hacer con su vida o con su país. Me pregunto ¿qué pasará cuando Cataluña sea independiente? Espero que sea el fin del fascismo español. De ese fascismo cavernario, genocida con Sudamérica y con Cataluña. No le diré que lea, pues es inútil, será más fácil que las vacas vuelen. Por último, gracias a esta página he aprendido que no se puede enseñar a un tonto, ¿Sabe por qué, porque no vale la pena, el tonto, te hará bajar a su nivel y te ganará por experiencia.XD Continúe usted en sus labores de practicar el ridículo defendiendo a uno de tantos siervos del Nazismo. A mi me daría vergüenza defender y pedir respeto a un criminal fascista. Allá con su conciencia.

Comentario por fran

A mi usted me recuerda a ciertos personajes de la Alemania de los años 30…La empanada kilométrica récord guinness, la tiene usted que todavía no se ha enterado que están rindiendo homenaje a un fascista, quien se autoproclamaba nazi y quien se sumó al lado de Hitler, el enemigo mundial de la democracia, la libertad y los derechos humanos. A mi me daría vergüenza defender los ideales fascistas. Si en EUA, Inglaterra o cualquier país, normal, que luchó por la libertad terrenal vieran esta página, alucinarían de las barbaridades que usted dice. Vuelva usted a Mordor, como los orcos, los fascistas sólo entienden un idioma, aniquilar e imponer su doctrina totalitaria, ya sea contra una II República elegida en las urnas por un pueblo o contra otra cultura e idioma, como es Cataluña. Los catalanes nos merecemos ser libres de orcos fascistas y tener un estado propio, libre de gente tóxica. Quédense ustedes en El Paleolítico, como han estado siempre…

Comentario por fran

Empanada kilométrica y de récord guinness la suya. Me recuerda usted ciertos personajes de La Alemania de los años 30. Vuelva a su morada fascista, vuelva a Mordor.

Comentario por fran

Sr. Fernando Espinosa,

En primer lugar, una persona que asesinó a gente en nombre del fascismo no me merece ningún, repito, ningún respeto; como tampoco le tengo ningún respeto a a un demagogo de la historia como es usted. No he vivido los apaciguados “40 años de paz”, suyos, pero he entrevistado a muchísima gente que sufrió el horror, la barbarie, la censura y el terror impuestos por la Guerra Civil y la dictadura de un criminal llamado Franco. Usted habla desde su burbuja totalitaria, la que le adoctrinaron, bebió y rememora ahora. Eso es vergonzozo. Sólo eso ya dice qué clase de concepto de la moral, la ética, el respeto a la libertad y a los derechos humanos tiene usted: ninguno. Existe en este país democracia,sí, pero no gracias a personajes como usted, ni como el autoproclamado nazi, Luis Foyé. Son ustedes el lado oscuro, rancio, troglodita, y casposo de la caverna española; representan la involución, el miedo, el totalitarismo, la intolerancia, el estúpido orgullo español nacido de una arcaica política colonial centralista fracasada en numerosas contiendas bélicas europeas. El único que tiene que estudiar aquí en una escuela nocturna de adultos es usted, sólo hace falta ver, las grotescas faltas de ortografía que hace.😄. Por otro lado, las sacas comunistas fueron un hecho, sí, como los abominables crímenes de la FAI. Totalmente condenables. Yo lo digo, yo no soy como usted, yo condeno toda violencia venga de donde venga, no la escondo; ahora abien, tengo muy claro quien empezó esa violencia: Las derechas. Usted, en cambio desvía la atención del genocidio franquista, de la forma más pueril y torpe, para atacar y ponderar sólo los crímenes de las izquierdas. Está comprobado científicamente que el bando fascista y digo fascista, porque copiaron los símbolos, liturgia y mitos del fascismo italiano, pues bien está comprobado que el genocidio franquista asesinó a mucha más gente que la izquierda. ¿Quién empezó la Guerra civill? Las derechas. Quién provocó un golpe de estado violando la voluntad soberana de la mayoría ciudadana española? El bando fascista.😄 ¿Quien provocó una guerra para mantener su poder, patrimonio, propiedades, clase, prestigio y renta? La derecha.😄. Y esa derecha estaba integrada por: latifundistas, nobelza, parte importante del ejército, la Iglesia, banqueros, industriales y monárquicos. Ellos rompieron el orden constitucional, ellos empezaron todo. La derecha actuó contra la voluntad de la soberanía española. Es más, proclamada la II República, los militares juraron fidelidad a la República, para luego traicionar a la patria y a los españoles, para posicionarse al lado de los golpistas trogloditas, criminales y traidores a la patria y a un sistema político democrático, la II República, libremente escogida en urnas, en su mayoría, por el poder soberno español, el pueblo.

En conclusión, quien imposibilita la opción de responder, como ha hecho usted es aquél, que no tiene argumentos.😄 Actúa como los fascistas que defiende, con censura, miedo e intolerancia. Cómprese un libro de historia antes de continuar haciendo el ridículo como lo ha hecho. De nada le sirve a usted conocer seis idiomas y dos carreras, si no ha aprendido lo que es la ortografía, la historia, la democracia, el parlamentarismo y la libertad.😄. ¿Qué clase de idiomas sabe usted, si uno de ellos, el español, no sabe ni escribirlo?😄 Lo único que me demuestra es que es usted una inteligencia fracasada.😄 Continúe haciendo faltas a la ortografía, a la historia y a la ética…Continúe usted haciendo el ridículo.😄

Comentario por fran

Sr. Diego G,

Digo bando fascista, porque el Franquismo bebió y copió de la liturgia fascista italiana, para construir un ideal imperial nacionalcatólico, totalitario y genocida que provocó una Guerra civil con más de 1 millón de muertos y una ulterior dictadura totalitaria de casi 40 años de censura, terror, represión y miedo.

Comentario por fran

Sr Diego G,

No sé cuántas carreras tiene usted, pero dígame: ¿Qué aportó de bueno Luis Foyé a la humanidad? qué aportó Hilter de bueno a la humanidad? ¿qué aportó Goebbels a la humanidad? Se puede ser recto, trabajador y responsable y ser un perfecto criminal, totalitario y fascista. Por sus hechos los conoceréis..Una persona como Luis Foyé que se sumó a los que por las armas, no respetaron la voluntad popular soberana, republicana, elegida en las urnas, sólo eso ya me dice que categoría ética, moral y de libertad tenía este personaje. Una persona que asesinó en nombre del nazismo y del totalitarismo, por muy “recto y “trabajador” que fuera, no me merece ningún respeto ¿Y sabe por qué? Porque quien no respetó la vida de los demás y libertad de un país, imponiendo un genocidio, no se le puede tener respeto. Es una cuestión de moral, cultura histórica, pedagogía y de ética. Por último, está usted muy confundido, la represión comunista produjo: 50.000 muertos, el genocidio franquista produjo 200.000 muertos. Estas son fuentes extranjeras recientes, objetivas y verídicas. Por último, hubo muertos y asesinos, sí, pero quien empezó todo esto fueron los fascistas españoles, ellos son los verdaderos responsables de la barbarie de la Guerra Civil Española que produjo: más de 1 millón de muertos. Respeto a los demócratas, muchísimo. Respeto a criminales de guerra, ninguno. Un saludo.

Comentario por fran

Sr. Fernando Espinosa,

Respondiendo a su última pregunta:

¿Qué respeto tiene usted a las tropas nacionales? Pues bien: ¿Respeto a qué? A unos golpistas traidores a la patria y al pueblo español. A unos criminales que dieron un golpe de estado, injustificado, a fin de salvaguardar “ sólo sus intereses”, los heredados del Antiguo Régimen de La Edad Media. ¿Respeto a qué? A unos golpistas que traicionaron la fidelidad que en su momento juraron a la II República Española. ¿Respeto a qué? A unos insurrectos que derrocaron un sistema político(II República) escogida libre y democráticamente en unas elecciones.
por el pueblo español.

En segundo lugar, los divisionarios eran servidores del nazismo y acérrimos totalitarios de Adolf Hitler, quienes lucharon contra la democracia, la libertad, la tolerancia y contra los derechos humanos. Por otro lado, la memoria de cada uno, está en función de su conciencia, sus hechos y actos. Si los actos de una persona están revestidos de crimen y totalitarismo, esa persona es la primera en cargarse su memoria, no los demás. Yo no soy comunista, eso lo ha interpretado usted. Por último, yo no he insultado a nadie, he dicho que usted es un ignorante y me reafirmo, pues ha demostrado no conocer ni la historia, ni la gramática, sólo hace falta ver sus espantosas faltas ortográficas, con lo cual dudo mucho que sepa seis idiomas. Y por otro lado, he dicho, que Luis Foyé era un fascista, ¿es eso un insulto? No, quien pregona la ideología del fascismo es fascista, lo que ocurre es que muchas veces la gente que es fascista no le gusta oír la verdad; al oír esta palabra se ponen nerviosos…¿Será su conciencia, tal vez?

¿De qué habla usted? ¿En qué siglo vive usted? ¿Cómo tiene tan poca vergüenza en manipular la historia? Aquí el único ignorante de la historia, de la democracia, de la libertad, de la gramática y de la ortografía es quien se jacta de tener seis idiomas y escribe con faltas ortográficas y además pide respeto por un individuo que se autoproclamaba nazi. En un espejo un fascista sólo encontrará miedo, incultura y analfabetismo histórico. Para finalizar, cómprese un diccionario, aprenda a escribir e inscríbase en la Licenciatura de Historia, antes de continuar haciendo el ridículo. Lo de preguntar, estudiar e informarse aplíqueselo a usted, falta le hace y mucha.

Comentario por fran

Sr. Eduardo Vivas FLores,

Le agradezco mucho sus palabras. En primer lugar, no me he sentido nunca estalinista, ni marxista, sino republicano al 100%. En segundo lugar, decirle que para nada es una desgracia, sino un bálsamo ver que entre sus labores no esté mantener la memoria viva del personaje en cuestión. No, no es rencor lo que siento, lamento haberlo transmitido así. Es injusticia de ver como en este país se impuso la ley, primero del terror y luego del silencio para impedir una verdadera justicia moral y pedagógica con las víctimas del Franquismo y usted, como nieto de republicanos me comprenderá seguro muy bien. Y es que tras ver un blog donde se ensalza, rememora y homenajea a un individuo que luchó en aras del nazismo, clama al cielo el tratamiento tan antipedagógico que se ha hecho en este país sobre este tema. Por otro lado, yo no adoctrino a nadie, digo la verdad de la historia; con el tiempo me he dado cuenta que a las personas no se las cambia aunque estén equivocadas, sumidas en la ignorancia y piensen que con Franco viviamos mejor o que la represión franquista fue algo trivial. Por último, decir que mi abuelo estuvo preso en el Campo de Concentración de Miranda de Ebro, depués de ser deportado de Francia donde había sido internado allí en un campo de concentración galo. Decirle que le deseo también por mi parte, toda la suerte por esta andadura de la vida. Saludos cordiales.

Comentario por fran

Sr. Fernando Espinosa,

Me hago eco de su elevado nivel intelectual; pues ha escrito usted infórmese, aquí y sólo sin acento. No estamos hablando de un error de teclado, sinó de un error de cultura ortográfica y gramatical. Sin comentarios.😄. Si el grado de conocimientos que usted pregona con sus dos carreras, doctorado, máster y seis idiomas, “supuestos”, son iguales a su ortografía española, me demuestra usted la poca credibilidad que tiene para dar lecciones a los demás y mucho menos para hablar con conocimiento sobre La Guerra Civil y “sus 40 años de paz”. El que tiene que estudiar, con urgencia, Historia, Gramática y Ciencia Política es usted. La máxima expresión de ignorancia y desfachatez se reproduce en su troglodita y tronchante discurso. Aquí sólo hubo un genocidio, el ejecutado por el cobarde y traidor bando fascista y el que practicó después el Franquismo con el terror, la represión, el silencio, la tortura y el asesinato, encabezado por un criminal y golpista como Franco. Continúe defendiendo a los fascistas, a los traidores a La República, a los traidores a la soberanía popular española de 1936, a los traidores a la democracia y a la libertad; continúe haciendo lo único que sabe hacer, el ridículo.

Comentario por fran




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: