De la mar y los barcos


La vida marinera del buque “Piconegro” (1956-1980)
marzo 15, 2015, 8:02 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , ,

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la historia naviera española pertenece la sociedad anónima Miño, que tuvo una existencia de casi tres décadas en lo que a actividad naviera se refiere. Su primer barco, puesto en servicio en diciembre de 1953, recibió el nombre de “Picomar” y a éste siguieron los buques “Piconegro”, “Picogris”, “Picoblanco”, “Picoverde” y “Picoazul”. Estos dos últimos eran gemelos y el mayor de todos ellos fue el buque “Picoblanco”, al que vimos muchas veces atracado en el muelle de ribera del puerto de Santa Cruz de Tenerife, cargando plátanos para puertos de la Península.

En esta ocasión vamos a ocuparnos del buque “Piconegro”. La foto que acompaña nos la envía el capitán David Trillo Gallego, pues su padre fue tripulante de este barco, entre otros de Miño, S.A., sociedad naviera con domicilio en Madrid. Fue el mayor y más bonito de los tres que formaron la primera etapa de la compañía, pues los buques “Picomar” y “Picogris”, anterior y posterior a éste, eran de dimensiones inferiores.

De 1.445 toneladas brutas, 968 toneladas netas y 1.930 toneladas de peso muerto, medía 72,50 m de eslora total -67,50 m de eslora entre perpendiculares-, 11,45 m de manga, 5,75 m de puntal y 5 m de calado máximo. Estaba propulsado por un motor Burmeister & Wain –fabricado, bajo licencia, en los talleres de La Maquinista Terrestre y Marítima, en Barcelona–, con una potencia de 1.250 caballos, que le permitía mantener una velocidad de 11,6 nudos. Consumía gasoil, a un régimen de 4,4 toneladas por singladura y tenía tanques de combustible con capacidad para 202 metros cúbicos. Código IMO 5277830.

El buque “Piconegro”, visto en toda su eslora por la banda de babor

Construido en el astillero Tomás Ruiz de Velasco, en Erandio (Vizcaya), fue botado el 8 de enero de 1955, el mismo día que se produjo la botadura del buque “Monte Anaga”, en la grada de Euskalduna y que acaparó mayor atención, de modo que a la botadura de este barco asistieron autoridades de segundo orden. Actuó de madrina la señora Natividad Tuduri y antes del deslizamiento por la grada fue bendecido por el párroco de la iglesia de San Agustín, José Bustinza.

Con esta botadura, correspondiente al buque más grande construido hasta ese momento en el mencionado astillero –dirigido, entonces, por los hermanos Manuel y Mauricio Ruiz de Velasco– se utilizó el sistema de grada curva, primero de los montados en España “y que permite una mayor celeridad en la construcción de los cascos, en horizontal, extraordinaria sencillez y rapidez en el lanzamiento y deslizamiento de los buques, contribuyendo al mejoramiento de la Marina Mercante española”[1].

El buque “Piconegro” entró en servicio en junio de 1956 y fue inscrito en la matrícula naval de Bilbao. Tenía dos bodegas y tres tapas de escotillas, así como seis puntales para las operaciones de carga y/o descarga. A comienzos de julio de 1957 –capitán, Víctor Echevarría– fue noticia al embarcar en el puerto de Denia el primer cargamento de cemento blanco en sacos producido en España, con destino a Egipto. El producto había salido de la fábrica de Cementos del Mediterráneo, equipada con ingeniería danesa, cuya sociedad propietaria presidía el conocido financiero valenciano Vicente Iborra.

De la vida marinera del buque “Piconegro” tenemos anotada una embarrancada en la playa de San Juan de Nieva, acaecida el 20 de enero de 1958. El buque se dirigía al puerto de Avilés procedente de Huelva con carga de pirita para la factoría de Ensidesa. Al parecer, un fallo en el motor provocó que el buque quedara sin propulsión y quedara varado en la mencionada playa por espacio de 17 días, siendo reflotado el 6 de febrero siguiente.

Tuvo una vida marinera intensa, dedicado al tráfico de gran cabotaje, con frecuentes viajes al norte de Europa, Inglaterra, Marruecos y Mediterráneo. En mayo de 1979 fue vendido a Transportes Sudamericanos de Industrias Navales y fue abanderado en Panamá. Sin embargo, esta nueva etapa tuvo corta duración, pues en enero de 1980 llegó a Burriana y poco después se procedió a su desguace.

Foto: Archivo de David Trillo Gallego

Nota:

[1] Boletín Estadístico de la Villa de Bilbao. Servicio Municipal de Estadística. Bilbao, primer trimestre 1955.


1 comentario so far
Deja un comentario

Yo conocí a D.Juan Latorre de Vega,fue capitán de varios de los “Pico”,gran hombre,fue muy buen amigo mío.

Comentario por Miguel




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: