De la mar y los barcos


La vida marinera del buque “Picoazul” (1964-1980)
marzo 20, 2015, 6:43 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , ,

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El último de los seis barcos que enarbolaron la contraseña de la naviera Miño, S.A. recibió el nombre de “Picoazul”. Llegó a la flota en febrero de 1964, once años después del inicio de las singladuras de su compañía armadora y cerró un ciclo cuando en 1981 finalizó su actividad comercial. La foto que acompaña nos la envía el capitán David Trillo Gallego, pues su padre fue tripulante de este barco, entre otros de Miño, S.A. Está coloreada y tomada en el puerto de Valencia, donde desarrolló su actividad el conocido fotógrafo Gabriel Prado.

Vimos muchas veces, en nuestros años mozos, a los buques “Picoazul”, “Picoverde”, “Picoblanco” y “Piconegro” atracados en el muelle de ribera del puerto de Santa Cruz de Tenerife, cargando plátanos para los mercados peninsulares.  Los tres primeros eran prácticamente iguales y tenían una estampa marinera francamente bonita, tipo “tres cuartos”, con tres bodegas –la tercera a popa de la superestructura– y diez puntales para las operaciones de carga y/o descarga.

Construcción número 48 de Astilleros del Cadagua, el 9 de octubre de 1963 se procedió a la puesta del primer bloque de su quilla. Del buen momento por el que entonces atravesaba el sector de la industria naval nos da idea que tomó forma en apenas cuatro meses, pues fue botado el 28 de febrero de 1964 y entró en servicio el 12 de agosto del citado año, siendo Juan Latorre de Vega su primer capitán. Adscrito a la línea Valencia-Alicante-Málaga-Las Palmas-Tenerife, dos semanas después de su entrega llegó en su primer viaje a Canarias.

Estampa marinera del buque “Picoazul”, visto en toda su eslora por estribor

En su primera escala en el puerto de La Luz, el 26 de agosto, coincidió con el viaje inaugural del buque “Playa de las Canteras”, primero de la flota de Naviera de Canarias (NAVICASA). El buque “Picoazul” tuvo una vida marinera intensa, dedicado al tráfico de gran cabotaje y, además de su participación en la exportación frutera de Canarias, hizo también viajes frecuentes al norte de Europa. En sus últimos años cargó contenedores sobre cubierta, cuando esta modalidad ya se había impuesto definitivamente en el transporte marítimo.

De 2.444 toneladas brutas, 1.375 toneladas netas y 3.653 toneladas de peso muerto, medía 96,96 m de eslora total -88 m de eslora entre perpendiculares-, 13,77 m de manga, 7 m de puntal y 6,10 m de calado máximo. Estaba propulsado por un motor Gotaverken –fabricado, bajo licencia, en los talleres de la Empresa Nacional Elcano, en Valencia–, con una potencia de 3.000 caballos, que le permitía mantener una velocidad de 14 nudos. Consumía gasoil, a un régimen de 12,2 toneladas por singladura y tenía tanques de combustible con capacidad para 278 metros cúbicos. Código IMO 6409129.

En agosto de 1980 fue vendido a la sociedad mejicana Navieros Unidos –gerencia de Ayo Shipping Corporation– y comenzó una nueva etapa abanderado en Panamá rebautizado con el nombre de “Interdos”, que en ese mismo año modificó por el de “Inter II”. Naufragó el 25 de enero de 1986, en la posición 17º 07’ N y 87º 58’ W, cuando navegaba de Puerto Cortés a Belice con un cargamento de 2.500 toneladas de sacos de azúcar. Toda la tripulación consiguió ponerse a salvo.

Foto: Gabriel Prado / Archivo de David Trillo Gallego


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: