De la mar y los barcos


“Alexander von Humboldt II”, nuevo en la plaza
diciembre 14, 2011, 11:41 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , ,

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En estos días nos deleita con su presencia en aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife el velero alemán “Alexander von Humboldt II”, que desde finales de noviembre se encuentra en aguas de Canarias en su primer crucero de invierno. Releva a su predecesor, construido en 1906 y actualmente amarrado en Alemania. Está en venta por un precio de 2,9 millones de euros.

Se trata del primer velero construido en Alemania desde 1958 –año en el que entró en servicio el buque-escuela “Gorch Fock”- y enarbola la contraseña de la Deutsche Stiftung Sail Training (DSST). La ceremonia oficial de su bautizo se celebró el pasado 24 de septiembre en Bremerhaven, en la que actuó de madrina la señora Brigitte Rönner.

El buque-escuela "Alexander von Humboldt II", en el puerto tinerfeño

A finales de octubre se hizo a la mar en un viaje de entrenamiento y a mediados de noviembre comenzó su primer viaje de instrucción marinera, con escalas en varios puertos europeos, Madeira, Canarias y Cabo Verde. Está previsto que regrese a su base en abril de 2012.

El nuevo buque cumple con la normativa de la IMO y lleva una tripulación de 79 personas, 25 de ellos fijos. Tiene todas las características de un velero clásico aunque se trata de un buque de nueva construcción, que ha costado 15 millones de euros.

Registra 763 toneladas brutas y mide 65 m de eslora total, 10 m de manga, 33 m de quilla a perilla y 5 m de calado. Arbola tres palos y larga un aparejo de 24 velas con una superficie vélica de 1.360 metros cuadrados. Dispone de un motor de 550 kw, que le permite mantener una velocidad de 12 nudos. Código IMO 9618446.

Visto de proa, por la amura de babor y con el aparejo aferrado

Detalle de la arboladura del palo trinquete

La tripulación se afana en el aferrado del aparejo

Alemania posee una larga tradición en buques veleros

Detalle de la toldilla, batiendo el pabellón alemán

Fotos: Esteban González Mendoza