De la mar y los barcos


Desguace del buque “CTE Lucía”, fletado por Compañía Trasatlántica Española (1993-1995)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La línea del Caribe, Colombia y Venezuela de Compañía Trasatlántica Española tuvo, a lo largo de su dilatada existencia, un reconocimiento excepcional. En ella, después de la desaparición de los barcos de pasaje, navegaron durante algo más de dos décadas una serie de cargueros de línea, entre los que destacaron los cuatro buques de la serie “Galeona”. Cuando éstos fueron retirados y vendidos a otros armadores, el relevo lo tomaron dos cargueros del tipo “Dnieper”, construidos en la antigua URSS y  abanderados en Panamá con el refuerzo de algunos barcos fletados, caso del “CTE Lucía”, entre 1993 y 1995.

Este buque era un carguero de línea propiedad, por entonces, de Flota Mercante Grancolombiana. Construcción número B349/06 del astillero Stocznia Gdanska im Lenina, en Gdansk (Polonia), fue botado con el nombre de “Ciudad de Barranquilla” y fue entregado en diciembre de 1984 con el nombre de “Almirante José Padilla”. El 21 de enero de 1985 arribó en su viaje inaugural al puerto de Cartagena de Indias, donde fue recibido por las primeras autoridades civiles y militares del país.

Cuando acabó el contrato con Trasatlántica, navegó con el nombre de "Colombia"

El buque “Almirante Padilla” era el último de una serie de seis unidades contratadas en el citado astillero polaco, y destinados a la modernización de la Flota Mercante Grancolombiana –fundada en 1946-, por entonces una de las más importantes de Latinoamérica.  Formada inicialmente por el impulso de Colombia, Venezuela y Ecuador, en la década de los setenta llegó a operar 110 buques. En 1996, la compañía fue traspasada en una alianza con Transportación Marítima Mexicana (TMM) y en 2000 cesó en sus operaciones.

Era un carguero de línea de un modelo que estuvo muy en boga

Visto por la banda de estribor, cruzando el Estrecho del Bósforo

De 12.286 toneladas brutas, 6.487 toneladas netas y 15.989 toneladas de peso muerto, medía 156,81 m de eslora total -148,32 m entre perpendiculares-, 24,82 m de manga, 9,76 m de puntal y 9,75 m de calado. Propulsado por un motor Sulzer –fabricado, bajo licencia, en los talleres H. Cegielski, en Poznan-, con una potencia de 10.800 caballos y una velocidad de 16,5 nudos. Código IMO 8200876.

Tenía cuatro bodegas con capacidad para 22.200 metros cúbicos ó 427 TEUS –de ellos apenas 8 frigoríficos- y disponía de una considerable acomodación, debido a la posibilidad de embarcar alumnos de náutica y máquinas en prácticas. Llamaba la atención los medios propios para las operaciones de carga y/o descarga, teniendo en cuenta las necesidades del mercado exterior colombiano y la estructura de los puertos nacionales.

En aguas de Río de Janeiro, visto por la aleta de babor

Tenía una considerable capacidad de carga y alojamiento

En abril de 1993 el citado buque fue fletado por Compañía Trasatlántica Española y rebautizado “CTE Lucía”. Navegó en las rutas señaladas y en mayo de 1995 fue devuelto a sus propietarios. Rebautizado “Colombia” y un año después “Colombia I”, en marzo de 2002 fue vendido a Ocean Bulk Maritime (Aker Shipping) y rebautizado “Ocean Pacific I”.

En septiembre de 2003 aparece abanderado en Eslovaquia con el nombre de “Sea Life” y contraseña de Templecombe Ltd. Transcurrieron seis años hasta que en noviembre de 2009 inicia la que sería su última etapa con el nuevo nombre de “Balboa” y la contraseña de Eagle Shipping Ltd. y abanderado en St. Kitts y Nevis. El 23 de julio de 2011 arribó a Alang (India) para proceder a su desguace, y una semana después fue varado en la playa, dando comienzo a los trabajos de desmantelamiento.

Fotos: Reiner Asmus, Reinier Meuleman, Ilham Kermen y Rogério Cordeiro (shipspotting.com)