De la mar y los barcos


Fotos marineras. A bordo del carguero de línea “Candelaria”

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A lo largo de su dilatada historia centenaria, Compañía Trasatlántica Española atravesó por etapas difíciles que pusieron en jaque su continuidad y siempre las superó. Momentos mucho más complejos, en circunstancias políticas, económicas y sociales adversas y su contraseña siguió ondeando en todos los puertos donde hacía escala. Sin embargo, Trasatlántica ya pertenece al pasado, después de que sus últimos gestores hayan sido incapaces de mantener a flote a la compañía naviera más antigua de España.

En los años en los que Trasatlántica era toda una referencia, el puerto de Santa Cruz de Tenerife mantuvo siempre un relevante protagonismo. Eran los tiempos de la “auténtica Trasatlántica”, de aquella compañía cuya presencia enorgullecía. De la época de los trasatlánticos de la emigración a Venezuela y la de los cargueros de línea que aseguraban parte importante del tráfico comercial entre España y América y viceversa.

Foto de familia con el nombre del barco de Trasatlántica

Esta foto es un reflejo de la última etapa de la “auténtica Trasatlántica”. A bordo del buque Candelaria, atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, en una visita con motivo de la escala efectuada el 3 de marzo de 1986 (de izq. a dcha): Modesto Díaz Rodríguez-Franco, Juan Carlos Díaz Lorenzo, Manuel Marrero Álvarez, delegado de Compañía Trasatlántica Española en Canarias; Manuel Betencourt, consejero del Cabildo Insular de Tenerife; capitán Rafael Jaume Romaguera y José María del Campo Llarena.

Manuel Marrero Álvarez consiguió la autorización de la dirección de la compañía para que el buque Candelaria fuera inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife. Pese a su buen quehacer, no encontró más que inconvenientes, por lo que finalmente fue matriculado en Cádiz y, posteriormente, pasó al registro panameño.

Primero de los dos buques de la clase Dniepper que tuvo Compañía Trasatlántica Española operados por Naviera Internacional Panameña (NIPSA), navegó enarbolando la histórica contraseña entre 1985 y 1993.

Construcción número 2.022 de los astilleros de Kherson (Ucrania), entró en servicio en noviembre de 1981 bautizado con el nombre de Family Fotini (Family Shipping). En ese mismo año fue rebautizado Swan M y después de su etapa en Trasatlántica –en la que coincidió con su gemelo Guadalupe I, en 1993 fue vendido a la compañía china Shanghai Jinhua y rebautizado Bao Shan. Desde 2006 navega con el nombre de Jin Shun Hai, enarbola contraseña de Shanghai Puyuang Shipping Co., (Dalian Jinheng Shipping Co.) y bandera china.

Se trata de un buque “multipurpose” de proyecto soviético, con cinco bodegas y gran capacidad de carga en balas y 388 TEUS, dotado de una poderosa grúa de gran capacidad de izada, muy superior a los pesos máximos previstos, lo que hace pensar en su uso militar. Sustituyeron, en parte, a los barcos de la serie Galeona, aunque éstos eran muy superiores en todos los aspectos.

Es un buque de 11.615 toneladas brutas, 6.218 toneladas netas y 15.839 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 162,50 m de eslora total -144,60 m entre perpendiculares-, 22,20 m de manga, 13,40 m de puntal y 10,12 m de calado máximo. Propulsado por un motor Burmeister & Wain 6K47EF, con una potencia de 10.600 caballos y 17 nudos de velocidad. Código IMO 8113334.

Estampa marinera del carguero de línea "Candelaria"

Fotos: Archivos de Juan Carlos Díaz Lorenzo y José Luis Díaz Campa