De la mar y los barcos


Salvador Ventura y Tomás Ravelo

Tomás González Sánchez-Araña (*)

Salvador Ventura y Tomás Ravelo fueron dos excelentes profesionales y carismáticos capitanes de Trasmediterránea, a los que conocí y mantuve con ellos una buena relación personal. En estos días, al ver la foto que Juan Carlos Díaz Lorenzo ha publicado en su exitoso blog, han venido a mi mente multitud de recuerdos. Aprovecho la ocasión para contarles algunas anécdotas.

En 1964 estaban ambos embarcados en el buque “Plus Ultra”, en el que Salvador Ventura era el capitán y Tomás Ravelo el primer oficial. El barco hacía la línea Cádiz-Canarias. En enero de aquel año embarcamos en dicho barco un centenar de quintos de remplazo para incorporarnos al cuartel de San Fernando para realizar la instrucción premilitar. Entre ellos había varios pilotos y oficiales de máquinas, que en aquella época por ser titulados de la Marina Mercante solo tenían que servir durante seis meses en la Marina de Guerra, tres meses de instrucción militar y otros tres embarcados en algún barco de la Armada.

Tomás Ravelo (izq.) y Salvador Ventura, capitanes de Trasmediterránea

Nos metieron a todos en el sollado donde se habían instalado unas literas, aquello era terrible. Entre los pilotos estaban Manuel González Pérez (q.e.p.d.), Enrique García Melón, Ferragut y otros entre los que yo me encontraba. Manolo González y yo nos encontramos con Tomás Ravelo que nos presentó al capitán Ventura y nos atendió de manera exquisita. Nos dio un camarote y viajamos en primera clase durante los más de tres días que duró la travesía de Las Palmas a Cádiz. A mi paisano Tomás Ravelo yo lo conocía y a su familia de Las Palmas desde siempre.

Diez años después, en 1974, Salvador Ventura Moreno, al mando del emblemático “Villa de Madrid”, ganó el concurso “Puente de Mando” de Radio Nacional de España, Centro Emisor del Atlántico, en el que competían las tripulaciones de los buques españoles. Al año siguiente, en 1975, fue el capitán del ferry «Benchijigua» el que ganó este concurso en dura competencia con el capitán de Trasmediterránea.

Aquel año de 1975 recibimos en el car ferry «Benchijigua» la visita del subsecretario de la Marina Mercante, almirante Amador Franco, acompañado del presidente de Trasmediterránea. Fueron recibidos por el presidente de Ferry Gomera, almirante Boado Endeiza y por el capitán del barco, el que suscribe.

Estaban interesados en conocer el funcionamiento del nuevo ferry, que era el primer buque de su clase que había navegado en España y tanto éxito estaba teniendo. Trasmediterránea estaba gestionando la compra de los ferries finlandeses “Floria” y “Botnia”, de la compañía Silja Lines, que después fueron importados y abanderados en España con los nombres de “Ciudad de La Laguna” y “Villa de Agaete”.  A raíz de esta visita, Compañía Trasmediterránea nos envió a sus capitanes Tomás Ravelo y Enrique Palacios, para realizar un “training” a bordo del “Benchijigua” y que conociesen la manera de operar del novedoso barco, tan diferente a los buques de su compañía.

Estuvieron con nosotros durante una semana realizando todos los viajes entre San Sebastián de La Gomera y Los Cristianos y pudieron comprobar el frenético ritmo de este pequeño ferry, que era capaz de embarcar 400 pasajeros y cien coches en menos de media hora, tan diferente de la tranquilidad con la que se operaba en los buques de  Trasmediterránea.

Salvador Ventura (q.e.p.d.) y Tomás Ravelo, dos históricos capitanes y excelentes personas y profesionales han dejado un grato recuerdo en la crónica marítima de Canarias. Suerte tener amigos como Juan Carlos Díaz Lorenzo que nos sorprende gratamente con sus publicaciones en las que recupera la memoria de las gentes de la mar.

(*) Capitán de la Marina Mercante

Anuncio publicitario